Por Catalina Yob
3 marzo, 2017

Las dudas obligaron a la organización a llamar a la policía.

Los refugiados suscitaron uno de los temas más comentados y debatidos a nivel mundial, en donde múltiples países, especialmente de Europa, discutían la posibilidad de abrir sus fronteras para permitir el acceso a las miles y miles de personas que no tuvieron opción más que salir arrancando de sus países, con el temor de ser asesinadas. Muchos de ellos murieron y siguen muriendo en los brutales viajes que deben realizar para llegar hasta un lugar en donde poder rehacer sus vidas.

Sin dejar de mencionar las grandes cantidades de dinero que deben pagar para viajar en una lancha de bajo presupuesto y sumamente peligrosa, las personas que han arrancado del Medio Oriente han tenido que lidiar con decenas de naciones que han denegado su acceso y que incluso, los han discriminado.

AFP

Debido a las brutales fotografías que muestran las condiciones inhumanas que han tenido que soportar los millones y millones de refugiados, y las cuales han dado la vuelta al mundo, han surgido múltiples organizaciones y fundaciones que buscan facilitar las nuevas vidas de estas personas, quienes a veces sin hablar el idioma, deben ingeniárselas para buscar empleos que les entreguen algo de dinero para mantener a sus familias. 

De igual forma, las manifestaciones y movilizaciones ciudadanas en apoyo a los refugiados se han multiplicado en los últimos años en los países europeos, en donde el tema ha estado más latente.

Como ocurrió y sigue ocurriendo en muchos países, voluntarios locales han formado grupos de ayuda para recolectar tanto alimento, como ropa para los refugiados que llegan a otros países con las manos vacías. En Inglaterra, un grupo de voluntarios del centro «Ayuda al Refugiado De Taunton», que organizaba la ayuda recibida se encontró con una gran sorpresa al recoger un par de calcetines que había llegado para ser enviado a las organizaciones.

SWNS

Una de las voluntarias recogió un par de calcetines que venía en una bolsa plástica para colocarlos en las cajasque iban a ser enviadas como encomienda. Pero al momento en que sus manos los tocaron, ella notó que éstos eran mucho más pesados y gruesos de lo normal. Al mirar su interior, la chica encontró un fajo de billetes, cuyo valor superaba los 1.300 dólares.

A raíz del insólito hecho, el equipo de voluntarios comenzó a dudar sobre el dinero. Algunos afirmaban que se trataba de una equivocación, un error que probablemente había cometido una persona mayor, y otros decían que el gesto había sido premeditado por alguien verdaderamente generoso.

Por ello es que dieron aviso a la policía local, la cual a través de sus cuentas oficiales en redes sociales difundieron el hecho para dar con el paradero de la persona que presuntamente había dejado por equivocación en un calcetín aquella tremenda cantidad de dinero.

«¿Son estos tus calcetines? ¿Accidentalmente dejaste 1.000 libras en uno de ellos y lo diste al centro de caridad para refugiados en Taunton? Llama al 101, o marcando al 5217022576».

La unidad policial informó que a pesar de que aún no encuentran al misterioso donador, los calcetines que fueron recibidos por el centro de ayuda fueron donados, al igual que la ropa que recibieron.

¿Qué piensas del hecho? ¿Fue una equivocación o alguien realmente quiso donar 1.000 libras a los refugiados?

AFP

Puede interesarte