Si no lo hubiesen encontrado, probablemente hubiese muerto en un par de días.

Aunque algunos digan que vivir en una granja es aburrido, hay un montón de cosas entretenidas que hacer. Se puede cortar el pasto, ordeñar a las vacas, cuidar a los animales, etc. Y justo ese tipo de trabajos esperaban hacer estos pequeños cuando escucharon con un extraño sonido.

En Victoria, en el sudeste de Australia, la hija del propietario de una granja junto con una amiga comenzaron a oír fuertes gritos, pero cuando quisieron descubrir quién los estaba haciendo, no pudieron seguirle la pista. Como se asustaron y además se preocuparon, le contaron a los adultos lo que habían oído.

Así, varios se desplegaron por el lugar intentando encontrar desde donde venían, y luego de identificar la zona, descubrieron que venían desde el fondo de la tierra.

Youtube @Rumble Viral

Rápidamente comenzaron a excavar y dieron con una gran tubería de metal.

Justo ahí dentro estaba atrapada la criatura que no paraba de quejarse.

Youtube @Rumble Viral
Youtube @Rumble Viral

Mientras todos intentaban abrirla, la madre de los pequeños comenzó a grabar el rescate. Y luego de cortar parte de la tubería, las niñas pudieron ver que dentro había un montón de pelo negro que les parecía conocido. Era un animal de otra granja -probablemente- el que estaba atrapado: un pequeño cordero bebé.

Finalmente terminaron de cortar la tubería y uno de los chicos tomó al animalito mojado entre sus brazos, demostrando que estaba sano y salvo.

Youtube @Rumble Viral

Aunque no quedó claro cómo llegó allí, por suerte pudieron rescatarlo antes de que fuera demasiado tarde:

Puede interesarte