Por Ruben Peña Blanco
17 enero, 2017

Se les hará una prueba de drogas mensual.

Los padres que estén siendo investigados por posesión de drogas o tener historial de haber consumido algún tipo de estupefaciente, especialmente las del tipo de metanfetamina, serán sometidos por el Estado de Australia a hacerse un examen mensual. Si fallan, sus hijos serán puestos en un hogar de cuidado para su propia seguridad.

Daily Mail

Esta nueva imposición se verá avalada por la Institución de Intervención con Acuerdo Parental, que será la encargada de velar por la realización continua de estos test a padres que tengan estos antecedentes.

La medida fue anunciada por el ministro de Protección y Seguridad Infantil, Shannon Fentiman, luego de que se revelara a la luz pública, el fatídico caso de la muerte del bebé Mason Jet Lee, quien fue golpeado por su padre, tras haber estado bajo los efectos de las drogas.

Daily Mail

Mason Jet Lee, de poco más de 21 meses de nacimiento,  era el hijo de una pareja de adictos a la metanfetamina, William y Anne Marie O’ Sullivan. El pequeño fue encontrado sin vida en el departamento de la pareja con signos de haber estado en padecimiento sin intervención alguna durante varios días.

Daily Mail

Los informes médicos revelaron que el intestino delgado del bebé colapsó producto de un golpe mortal que le infligió su padre. Ambos están siendo acusados por negligencia.

Esta medida legal espera prevenir este tipo de casos familiares en la comunidad.

Puede interesarte