Por Mariana Meza
3 marzo, 2021

Adam Graveley (38) y Caitlin (39) de Perth, Australia, tienen dos hijos pequeños y supieron de su enfermedad con solo tres meses de diferencia.

Una pareja en Australia está atravesando uno de los momentos más complicados de su vida: ambos fueron diagnosticados con cáncer en etapa terminal con solo tres meses de diferencia y son padres de dos pequeños hijos. Hoy, luchan para poder ganar la batalla contra la enfermedad y cuentan con el apoyo de amigos y familiares. No quieren que sus hijos queden solos.

Emma Reynolds

El británico Adam Graveley (38) y la australiana Caitlin (39) se conocieron cuando él viajó a Australia. Viven en Perth, tienen dos hijos – Thea y Fearn– y hoy se enfrentan a una de las situaciones más difíciles para una pareja: la posibilidad de dejarlos huérfanos.

En noviembre de 2020, cinco semanas después de dar a luz a su segundo hijo Fearn, Caitlin comenzó a sentir un fuerte dolor en su estómago. No se preocupó porque pensó que se debía a su embarazo. Sin embargo, la verdadera razón jamás la imaginó: fue diagnosticada con un cáncer de intestino en etapa 4 cuando se fue a realizar una colonoscopia. Hoy se extendió al hígado.

La segunda mala noticia llegó tres meses después, el 4 de febrero de 2021, cuando su esposo Adam también fue diagnosticado con cáncer en etapa 4, esta vez en el páncreas.

Emma Reynolds

“No creo que nunca puedas entender por qué o procesar ambos”, dijo la hermana de Adam, Emma Reynolds (41), a Daily Mail. La familia no puede visitarlos hasta el mes de abril y se inició una campaña de recaudación de fondos para ayudarlos.

“Esperamos y oramos todos los días para que el tratamiento que reciben funcione y que tengan años en lugar de meses”, agregó Reynolds. La pareja busca generar conciencia e instar a las personas a que se hagan exámenes preventivos.

Emma Reynolds

Adam es diseñador gráfico de profesión y en marzo de 2007 emprendió un viaje a Australia. Tenía la intención de volver, pero eso cambió cuando en 2009 conoció a Caitlin en una cita en línea. Ella, por su parte, es arquitecta paisajista. Comenzaron una relación y el 7 de diciembre de 2014 formalizaron su compromiso al contraer matrimonio en el ayuntamiento de Perth.

Emma Reynolds

El 15 de octubre de 2020 nació el Fearn, el segundo hijo de la pareja. Una situación contradictoria, por una lado estaban felices por el nacimiento y por el otro la noticia del cáncer terminal de Caitlin les quitaba todas las esperanzas. “Fue absolutamente devastador. El tumor en su colon era bastante grande, por lo que calculan que lo había tenido durante más de un año y medio, pero debido a que estaba embarazada podría haber enmascarado el dolor”, dijo Emma a Daily Mail.

Por otro lado estaba Adam, quien comenzó a tener dolores en el costado de su cuerpo. “Su esposa fue diagnosticada en noviembre, por lo que estaba bastante estresado, pero no tenía otros síntomas. Pensamos que solo iba a ser una úlcera de estómago o su apéndice”, agregó Emma. Pero no era así, luego de hacerse los exámenes se supo que tenía dos masas grandes en el páncreas y el hígado que probablemente se había desarrollado hace más de un año: “su hígado está cubierto de lesiones. Es el peor cáncer que puedes tener… que es el cáncer de páncreas, fue simplemente horrible”, explicó su hermana.

Emma Reynolds

Dos días después Adam comenzó una quimioterapia agresiva y Emma explicó que “su primera semana estuvo muy mal, pero esta es su segunda semana ahora y está completamente agotado. Ni siquiera puede concentrarse, es difícil interactuar con alguien, es como si estuvieras tan vacío, estás tan cansado”.

Caitlin fue sometida a cirugía y su tumor fue extirpado, pero se está sometiendo a quimioterapia para matar el cáncer que aún le queda en su hígado, el cual no se puede operar. Por ahora, la pareja va junta a las sesiones y dependen de su familia y amigos.

Emma Reynolds
Emma Reynolds

“Han tenido una enorme generosidad: la gente hace paquetes de comida, cocina cosas, han tenido gente que paga por la limpieza para entrar, gente que se ofrece a ayudar con los niños”, añadió Emma sobre la situación actual de Adam y Caitlin.

“Es conflictivo para Caitlin que se enoja mucho por sus instintos maternos, pero está sopesando lo que es mejor para su salud. La esperanza es crear conciencia porque son muy jóvenes y cuán repentinamente su vida puede convertirse en una confusión absoluta”, dijo la hermana de Adam. Ambos son personas deportistas y su alimentación siempre fue sana, pero aún así se han visto muy afectados.

Por último, la familia creó una página web en la que se pueden hacer donaciones.

Puede interesarte