Por Cristofer García
17 diciembre, 2020

Quienes sean confirmados como violadores, serán castrados químicamente. Además crearán un registro donde quedará la información de los agresores.

Par crímenes tan crueles como lo es el de la violación se deben tomar medidas severas, para evitar que sigan ocurriendo. Sin embargo, Pakistán ha decidido castigar este delito de una forma radical y anunció que quienes sean confirmados como violadores, serán castrados.

Así lo promulgó este país asiático a través de una nueva ley, la cual explica que se trata de una castración química, además de la creación de un registro donde quedará la data de los agresores sexuales.

AP

Según reseñó DW, esta legislación entró inmediatamente en vigencia desde su anuncio este martes, 15 de diciembre, por lo cual los tribunales ya cuentan con la capacidad para juzgar este tipo de delitos contra mujeres o niños y esperan que sean resueltos en máximo 4 meses. El objetivo también es que las sentencias sean ahora más rápidas.

“La norma permitirá acelerar el tratamiento de los casos de abuso sexual contra mujeres y niños“, informó la presidencia, de acuerdo a este medio. Además, el país señaló que esto incluye una “cláusula sobre la castración química de los delincuentes sexuales para quienes cometan su primer delito, así como de los reincidentes“.

AP

Esta pareciera ser una medida que sorprende a muchos, debido a que Pakistán es conocido como un país conservador en el cual existe una práctica sistemática de opresión contra las mujeres.

Por ello, las denuncias de agresiones sexuales no solían ser comunicadas por las mujeres, debido al temor que sentían al hacerlo y ante la falta de investigación que existía en los casos.

AP

No obstante, la medida tendría su origen debido a un reciente caso de violación contra una madre por parte de una banda criminal. La agresión ocurrió en septiembre, cuando la mujer fue abusada en presencia de sus hijos, en el medio de una carretera.

El hecho detonó la presión sobre el gobierno del presidente Arif Alvi, quien terminó por inclinarse por endurecer los castigos contra la violación. De acuerdo a DW, cada día en Pakistán suelen ocurrir unas 11 violaciones, según cifras oficiales, pero la cifra debería ser aún mayor.

Dawn

Sin embargo, Sadia Bokhari de Human Right Comission of Pakistán, resaltó que “la castración no servirá de nada si no se abordan otras lagunas como el acuerdo extrajudicial con la familia de la víctima y la intimidación para retirar los cargos“.

Puede interesarte