Por Camila Cáceres
25 mayo, 2017

Ya lo he visto todo.

La policía de Kuwait se llevó una sorpresa de proporciones al tener que interceptar, de todas las cosas en esta tierra del señor, UNA PALOMA BURRERA (ni yo me creo estar escribiendo esto) que cargaba con nada más y nada menos que 178 pastillas de éxtasis en una pequeña (y perturbadoramente adorable) mochila. Habrían aprovechado el camino del ave para que la mercancía pasara la frontera con Irak sin problemas.

Este extraño y -debemos admitir- ingenioso método que al principio causó risa a los oficiales, pronto se volvió realmente preocupante. ¿Cuántas palomas podrán ir por ahí con tan peligrosa carga?

Por supuesto que a Twitter le pareció lo más gracioso que había visto en su vida:

Admítanlo: todos pensamos en el hombre paloma.

«TODO TIENE SENTIDO AHORA».

Pero se me olvidó uno de los personajes más formativos del cine.

¿Se había dado cuenta alguna vez de todas las palomas que hay en la cultura popular?

Los gif abundaron.

«¿Cómo va a hacerlo mi paloma en sus raves ahora?»

Y los comediantes hicieron su aparición:

Estos policías deberían jugar Hatofuru Boyfriend para prepararse psicológicamente:

¿Qué te parece?

Puede interesarte