Por Alejandro Basulto
23 enero, 2020

Los padres son capaces de convertirse en los más prolíficos inventores con tal de mantener felices y seguros a sus hijos.

Ser padre significa estar frente a muchas exigencias, riesgos y adversidades que deberán ser prevenidas o superadas a su tiempo. Tener que cuidar de una vida, y además de una, que es inquieta, dependiente y que desconoce los peligros a los que puede exponerse, es un gran reto. Tener un bebé conlleva una gran responsabilidad, Peter.

Y muchos padres han decidido enfrentar sus deberes como tal, con humor y creatividad. No queriendo quedarse, Nick Pearce, de Cornwall, Reino Unido, atrás.

Melanie Pearce

Ya que este papá de un bebé de nueve meses llamado Archer, se transformó en un innovador inventor, para hacer frente los berrinches de su hijo cada vez que se le dejaba en el otro lado de la escalera.

Debido a que a este niño, posiblemente no le parecía bien ni divertido que a su querido papá y su amada mamá, evitaran que él pudiera bajar por las tentadoras y sugerentes escaleras. Sí, todo ese peligro, toda esa adrenalina, pareciera generar un afecto atrayente en los más pequeños. Es como si olieran el peligro, y en vez de huir, fueran hacia él.

Melanie Pearce

Por ello, Nick Pearce creó su novedosa y divertida puerta de escalera interactiva. En la que reutilizando la madera de un viejo zapatero y pintándola de azul y blanco, logró llevar a cabo un nuevo y seguro juego para su bebé.

Colocando en esta estructura una calculadora, un interruptor de luz, una cerradura deslizante, un mouse de computador, un tope de puerta, un celular antiguo y un xilófono. Objetos que enseguida captaron la atención del pequeño Archer.

Melanie Pearce

«Mi esposo construyó este tablero de madera para nuestro hijo, convirtiéndolo en una puerta de escalera para el salón [espero que detenga su llorar cuando salgo de la habitación 😂] (…) ¡Creo que es fabuloso! Hacerlo solo costó alrededor de £ 10 [13 dólares estadounidenses], ya que teníamos la madera y la pintura»

– contó Melanie Pearce, la mamá de Archer, en una publicación en Facebook.

Este invento a recibido numerosos elogios, y de seguro muchos padres ya están pensando en hacer su propia puerta interactiva para sus bebés.

 

Puede interesarte