Por Felipe Costa
4 diciembre, 2020

La entrega de vacunas contra la gripe permitió que personas que no tienen acceso a la salud regular, la mayoría latinoamericanos, pudiesen estar protegidas este invierno.

Con la llegada de la segunda ola de coronavirus a Europa, los países del antiguo continente ya se están preparando para no vivir lo que fue el trágico primer trimestre de 2020. La pandemia de coronavirus en ciertos países se descontroló y se ha necesitado ayuda de distintos organismos para frenar la curva.

Lo anterior lo entendió fuerte y claro el Vaticano y para este nuevo invierno que se avecina, ha decidido tomar cartas en el asunto. La semana pasada se encargó de llenar una ambulancia completa con vacunas contra la gripe y test rápidos de coronavirus, según informa la Agencia Cristiana de Noticias.

CNA

La ambulancia se dirigió hasta la ciudad de Torvaianica, en el sur de Roma, donde entregó a 35 personas sin hogar vacunas contra la gripe y aprovechó de suministrarles test rápidos de COVID-19.

Del total de los beneficiados, en su mayoría se trataban de inmigrantes latinoamericanos, entre ellos argentinos, colombianos y peruanos, quienes debido a su condición de no residentes del país, no tienen acceso a la mayoría de los servicios básicos de salud, transformándose ésta en una oportunidad única para afrontar el duro invierno que se avecina.

CNA

La ciudad de Torvaianica está marcada por la pobreza, es por esto que el servicio papal decidió moverse hasta allí como parte de un plan para ayudar a disminuir la gravedad de la pandemia. Anteriormente el mismo Vaticano ha tomado ya un rol más activo con los pobres y gente sin hogar, haciendo entrega de comida e implementos de protección básica como mascarillas faciales.

Además, las limosnas celebradas durante las liturgias han comenzado a destinarse a enfrentar la pandemia y ayudando a aquellos golpeados financieramente por la crisis económica de este año.

Apoyo – Pixabay

El Vaticano también ha decidido entregar parte de sus recursos a la compra de nuevos ventiladores en Zambia y ayudar, así como a hospitales de Italia, Brasil y España.

Puede interesarte