Por Catalina Yob
16 noviembre, 2017

El sumo pontífice firmó el regalo frente a las cámaras y personal del Vaticano.

Por décadas la Iglesia Católica ha sido cuestionada por el patrimonio económico con el cuenta y el que puede ser percibido en el mismo Vaticano o en los escándalos en los que se han visto envueltas personas ligadas a la iglesia. Los lujos que perduraron por décadas e incluso siglos en el mundo eclesiástico fueron frenados por el actual Papa Francisco, quien desde que asumió el tutelaje de la iglesia se ha caracterizado por su afán austero. 

En sus primeros días de mandato aseguró que él dejaría los lujos que son entregados formalmente a los sumos pontífices y que pretendía comandar la iglesia desde una perspectiva distinta. Hoy el Papa Francisco volvió a posicionarse en la polémica tras recibir un lujoso obsequio, cuyo costo asciende a los 220 mil dólares y el cual contiene fragmentos de oro puro. 

AP
AP
AP

Se trata de un Lamborghini Huracán, el cual fue obsequiado por la lujosa marca italiana de automóviles, la cual fabricó una edición especial del modelo para obsequiárselo al Papa Francisco. De acuerdo a la agencia de noticias AP, el sumo pontífice bendijo el vehículo para posteriormente firmarlo.

El costo de la máquina generó polémica, especialmente en redes sociales, sin embargo y tras las fotografías de rigor el Papa informó que el vehículo será subastado para costear obras benéficas futuras y que actualmente se encuentran vigentes. 

AP
AP

Entre las obras benéficas a las que se destinará el dinero obtenido de la subasta, se encuentra la reconstrucción de las comunidades cristianas de Irak, las cuales fueron devastadas por el grupo terrorista Estado Islámico. 

Puede interesarte