Por Fernanda Peña
8 junio, 2017

Cualquiera pensaría que no hay manera de ganarle a la fuerza de su mandíbula, pero la pequeña aplicó una técnica infalible.

Era una tarde de sábado en familia en el lago del parque Moss, en Orlando, cuando la pequeña Juliana Ossa, de 10 años, sintió una afilada mordida que se clavó en la parte posterior de su pierna izquierda. Era un enorme cocodrilo y tenía dos opciones: dejar que la arrastrara o luchar hasta abrir su mandíbula.

Cualquiera pensaría que no hay manera de ganarle a la fuerza de un cocodrilo. Pero la pequeña Juliana fue más inteligente en este caso, y aplicó una técnica que había visto en un parque de diversiones llamado Gatorland.

Wtf is wrong with people these day??? (Follow @best_60seconds_of_fishing for more) #alligator #crazy #scary #fishingfails

A post shared by the official Bestfishingfails (@best_fishing_fails) on

“Al principio me asusté, pero sabía qué hacer. Traté de golpearlo en la frente para que me dejara ir, pero no funcionó. Así que recordé un plan que enseñaron en Gatorland. El hombre luchó contra un caimán con su mandíbula amarrada, pero esta vez la situación era al revés”.

-contó la pequeña a NBC WESH.-

Este fue su plan:

“Tapé con mis dos dedos su nariz para que no pudiera respirar -tendría que hacerlo con su boca- así que la abrió y dejó salir mi pierna”.

-Ossa.-

Rápidamente la familia y los rescatistas del Departamento de Parques y Recreación, la ayudaron a llegar a la orilla y la trasladaron al Hospital de Niños Nemours.

Allí Juliana fue tratada por heridas punzantes y laceraciones en la parte de atrás de su rodilla y el muslo inferior. Afortunadamente su reacción fue rápida y el incidente no pasó más allá de los rasguños.

“Es una niña fuerte. Dijo que si algo la atacaba, ella atacaría de vuelta”. 

-contó Kevin Brito, un paramédico que se encargó de Juliana, y quien estaba sorprendido por lo tranquila que permaneció durante todo el incidente.-

El lunes siguiente, Juliana fue dada de alta con su pierna vendada desde la altura de la cadera, hasta su pie. Y a la salida la esperaban los medios de comunicación, ansiosos por conocer cuál había sido su estrategia para liberarse de una muerte casi certera.

#alligator #everglades #farm #warning #eua #keywest

A post shared by thaina salerno (@thainasalerno) on

Los guardacostas cerraron el lago y se dieron a la búsqueda del animal para practicarle la eutanasia.

¡Qué valiente!

Te puede interesar