Por Diego Aspillaga
25 junio, 2020

Para algunos, la religión se basa en la austeridad y en dar a los más pobres. Para Dante Gebel, en cambio, el ser un líder espiritual también significa gastar cientos de miles de dólares en extravagantes automóviles.

Si bien las distintas religiones presentes en nuestro planeta tienen diferencias sustanciales que parecen irreconciliables, estas también tiene mucho en común.

El amor y respeto al prójimo y a la familia y el apoyo a los más desafortunados son parte fundamental de la fe de miles de millones de personas.

Alfa y Omega

Sin embargo, no todos los religiosos siguen estas creencias.

Ejemplo perfecto es el pastor argentino Dante Gebel, quien fundó una iglesia en Estados Unidos que le ha permitido alcanzar un nivel de fama y fortuna poco común en las figuras religiosas que predican por la austeridad y la ayuda a los pobres.

Oriundo de la provincia de Buenos Aires, donde nació hace 51 años y actor de profesión, Dante Gebel se convirtió en un famoso pastor evangelista de Estados Unidos, donde fundó, hace apenas seis años, la River Church con un extraordinario éxito en la comunidad hispana de ese país, reportó el sitio Diario Popular.

El Tiempo Latino

En su web site, Gebel se presenta como «ministro de las Asambleas de Dios y actual pastor de River Church en Anaheim» (en el condado de Orange, California).

Su templo se ubica frente a Disneyworld y tiene las dimensiones de un estadio de fútbol. Debajo de su foto, vestido de smoking (o tuxedo, como lo denominan a ese traje de etiqueta en Norteamérica), se informa que «tu aporte nos ayuda a llevar el Evangelio a todo el mundo» y el modo de hacerlo efectivo: «Pay Pal, Visa, MasterCard, Maestro y American Express).

Y si estos canales no fueran suficientes, también se puede aportar a la obra de Gebel utilizando cheque, por teléfono y por mensaje de texto.

LA Times

La figura de este pastor es polémica no sólo por su estilo confrontacional -se jacta de ser polémico- sino también por el dudoso uso que le da a las donaciones que sus seguidores hacen a su iglesia.

Acontecer Cristiano

En vez de utilizar esos cientos de miles de dólares para ayudar a los demás o esparcir la palabra de Dios, Gebel ha utilizado el dinero para comprar autos de lujos y costosas propiedades.

Y es que la culpa parece no formar parte del vocabulario de este religioso.

Blasting News

Lejos de falsas modestias, el ministro sostiene que el Ferrari F355 Spider Giallio que conduce fue una «siembra» que, en su diccionario evangélico significa «donación».

Y si algún «fariseo» (en su diccionario, crítico) lo cuestiona, la teología de Gebel (opuesta totalmente a la Teología de la Liberación católica), le permite explicar el modo misterioso en el que le fue ofrecido el vehículo deportivo: «Cuando afirmo que Dios bendice extravagantemente, no exagero», explicó.

Diario Popular

«El fin de semana»-continuó-, «alguien me sembró (donó) esta máquina y me lo trajo hasta la puerta de River Arena. Y antes de que los dadores de los bienes ajenos digan:´Dáselo a los pobres´, aclaro que ya que la volví a sembrar (donar); para que se transforme en bendición para otra gente” (sin aclarar qué donó, ni a quién).

«¡Toda mi vida ha sido así! Me desprendo de lo que Dios me da, y Él me vuelve a dar más. ¿Qué culpa tengo que Dios me bendiga tanto y que Él sea fiel a sus promesas?», preguntó Gebel al ser cuestionado.

Mientras muchos pastores, sacerdotes y otras figuras religiosas usan su influencia para ayudar a los demás, parece que el único beneficiado con el credo fundado por el ministro Dante Gebel es él mismo.

 

Puede interesarte