Por Vicente Quijada
9 julio, 2018

La enemistad entre ambos se remonta a 2011, cuando el francés acusó al uruguayo de atacarlo con insultos racistas.

Si hay una rivalidad conocida en el mundo del fútbol es la que existe entre Luis Suárez y Patrice Evra. Delantero y lateral se enfrentaron en varias ocasiones mientras ambos estaban en la Premier League, sacando siempre chispas entre ellos, en especial luego de lo que ocurriera en 2011. En dicha ocasión, el uruguayo del Liverpool habría insultado por su color de piel al francés, en ese entonces en el Manchester United, lo que, una vez que lo acusó, terminó con Suárez suspendido por 8 partidos. 

ESPN

Tiempo después, volvieron a cruzarse y el charrúa evitó darle la mano, generando el malestar del lateral, quien le reclamó y luego tuvieron un entrevero en el entretiempo. Aún así, en 2015, ya con las heridas cicatrizadas, ambos estrecharon sus manos en la final de Champions y el jugador galo hasta aclaró que lo del pasado ya no era tema. “Yo estoy orgulloso de quien soy, orgulloso de mi color. Le daré la mano, no hay problema, pero me aseguraré de que sienta en el campo”, lanzó en la antesala.

Sin embargo, a 7 años desde el incidente, pareciera que Evra no se ha olvidado. Tras el 2-0 que clasificó a Francia a la final, el lateral aprovechó la oportunidad para enviarle un recado a su “querido” delantero. 

https://twitter.com/Evra/status/1015266616303595520

El lateral de 37 años se mofó del delantero uruguayo de una manera bastante peculiar. Con la frase “nos encanta morder nuestro baguette francés” y una fotografía con la camiseta de Francia, una boina y el defensa mordiendo un clásico pan francés, le recordó al delantero las 3 ocasiones en que ha sido criticado por morder a otros jugadores, siendo la más emblemática cuando atacó a Chiellini. Durante la fase de grupos de Brasil 2014, Suárez le dio un mordisco al zaguero italiano, ganándose una suspensión de 9 encuentros y 4 meses. 

AP

El lateral de 37 años, hoy sin club, no fue convocado por Deschamps, pero eso no le prohibió disfrutar de las mieles del triunfo galo. Y de paso, dejar en claro que su enemistad con Luis Suárez está lejos de acabarse. 

Puede interesarte