“Me sentí asqueado, se sintió como que todos los niños a los que violó estaban siendo abusados nuevamente. Abrió un lugar con un temática infantil y que es apto para niños de entre 12 y 17 años… el mismo grupo etáreo que el de sus víctimas”.

Solamente 10 dólares. Eso es lo que cobra Thomas Watton por un espacio debajo de sus escaleras en el que cabe un pequeño colchón y algunas cosas sobre unos estantes. En el anuncio que publicó en el sitio web Airbnb escribía que sería un lugar que cualquier fanático de Harry Potter disfrutaría, ya que era como quedarse en la famosa pieza que el mago usaba en la casa de sus tíos. Su descripción también advertía que podían alojarse en ella sólo los mayores de 12 años.

“Simplemente tengo un pequeño espacio debajo de mis escaleras donde puedes descansar por un precio muy bajo. Amarás el lugar, porque es muy cómodo y en el interior hay muchos espacios modernos que también puedes utilizar. Mi departamento es genial para aventureros que viajan solos y simplemente necesitan donde quedarse. El espacio inspirado en Harry Potter está, de hecho, debajo de las escaleras”.

-Thomas Watton-

Airbnb

Obviamente, lo primero que llamó la atención de muchos usuarios del sitio fue que describiera ese mínimo espacio así. Igual, tenía algo de ingenioso y divertido, por lo que su aviso comenzó a tener más visitas… hasta que algunos advirtieron algo agobiante.

Ese hombre era un conocido criminal que había sido encarcelado durante cinco años por pedofilia.

Vivía en Grimsby cuando concursó en el programa The X Factor el 2011. Había ganado miles de seguidores y se habría aprovechado de eso para abusar de ellos. Siempre niños.

Desde el 2011 hasta el 2013 (cuando fue arrestado) se habría aprovechado de ocho niños que tenían entre 12 y 15 años. Intercambiaba mensajes con ellos para luego invitarlos a su casa. Ahí, los incitaba a tener relaciones con él. También les pedía fotografías desnudos y las guardaba en un gran archivo en sus dos computadoras. En la corte revelaron que en ellas y en su celular tenía más de 100 carpetas con los nombres de chicos, y fue en ese juicio donde admitió que había cometido 12 ofensas en total.

Twitter @Tomwatt

Hoy, a sus 23 años, había dejado su hogar -en el que todos conocían y repudiaban su historia- para irse a vivir a Salford, Manchester donde trabajaba en un restaurant. Cambió de nombre: ahora también lo conocían como Thomas Starkey y antes se había hecho llamar Tomm Watt y Tom Watts.

El descubrimiento encendió la alarma y sus ex-vecinos -sin revelar sus nombres- conversaron inmediatamente con el medio MailOnline. La madre de una ex amiga del chico dijo estar horrorizada al ver como trataba de atraer a pequeños niños usando como estrategia el gusto de ellos por Harry Potter. Otros dijeron que simplemente esto hacía que les doliera el estómago de repulsión.

“Me sentí asqueado cuando supe que ofrecía un cuarto en su hogar. Se sintió como que todos los niños a los que violó estaban siendo abusados nuevamente, especialmente por el hecho de que pudiera abrir un lugar con un tema infantil para que algunos se queden, y sobre todo cuando dice que es apto para niños de entre 12 y 17 años… el mismo grupo etáreo que el de sus víctimas”

-Fuente de Grimsby-

Twitter @Tomwatt

Tras toda la controversia, Airbnb quitó el anuncio mientras se investiga lo ocurrido, y el mismo Thomas hizo una declaración al sitio inglés.

En ella explicaba que lo de Harry Potter había nacido como una broma y que hasta ahora no había recibido a nadie. Además dijo que los mismos términos y condiciones de la aplicación indicaban que para inscribirse como propietario o arrendatario era requisito tener más de 18 años, y que por lo tanto habría sido imposible que recibiera a pequeños niños, además que él mismo tenía muy claro que iba en contra de su orden de prevención, la cual dice nunca ha desobedecido. 

“En relación a mis ofensas cometidas el 2012, cuando tenía 18 años, pasé dos años y medio encarcelado y tomé todos los cursos que pude para así entender y prevenir mis crímenes. Como yo mismo era un adolescente, estaba asustado por todo el sistema de la corte y me declaré culpable de algunas ofensas que no cometí, esperando que las vidas de las víctimas no se vieran más afectadas de lo que ya estaban. Vivo con el arrepentimiento de cometer esos actos todos los días y las víctimas nunca salen de mi cabeza. Seis años después, he logrado seguir con mi vida y como un joven adulto, encontré trabajo y nuevos amigos y así no pasó el resto de mi vida atado al sistema de beneficios sintiendo pena por mí mismo”.

-Thomas Watton-

Su mitigante también había comentado que en el momento de los hechos, Thomas era una persona vulnerable por el bullying y por su sexualidad. Pero ante esta declaración, y la del propio acusado argumentando la política de los 18 años, la mayoría es incrédula.

Twitter @Tomwatt

Nadie entiende aún cómo pensó en poner que su sitio era para mayores de 12 años, sin importan el tiempo que haya pasado.

¿Y tú? ¿También piensas así?

Te puede interesar