“¡Este no es tu país! ¡Bienvenida a América!”, gritaba la mujer latina a una pobre señora asiática. Después intentó escupirle sus flemas.

A veces cuando hay problemas de racismo o discriminación, situaciones cotidianas pueden desatar una pelea de grandes magnitudes. Eso mismo sucedió en un metro de Nueva York, cuando una mujer comenzó a atacar a una asiática solo por haberle pedido el asiento a su pequeña hija, que podía compartir otro lugar con un niño que estaba sentado a su lado.

“Este no es tu país, bienvenida a Estados Unidos” le gritó enfurecida la madre racista a la pasajera del metro que buscó sentarse apenas se subió.

La niña aceptó sin ningún problema y se movió del asiento, pero la madre se enfureció y comenzó a insultarla delante de todos los demás pasajeros.

Youtube @Jose Amatute

Fue tanto, que un testigo comenzó a grabar la discusión para luego difundirla a través de redes sociales y así dar a conocer el racismo y maltrato de esta mujer a otra, que nada le había hecho y que durante todo el viaje permaneció muy educada y tranquila frente a las agresiones.

En un momento, la mujer asiática le pide que se calme y eso enfurece más a la madre, quien comienza a amenazarla con patearla. Pero no contenta con esa intimidación, la mujer le pide a su propia hija que empuje a la mujer para sacarla del asiento y la pequeña obedece. En las imágenes, que ya acumulan más de 84 mil visitas, se puede ver cómo la pequeña intenta mover a la mujer del asiento, pero como no lo consigue, la mujer la empuja hasta que la asiática cae violentamente al suelo.

Youtube @Jose Amatute

Pese a que nadie interrumpió la discusión, un hombre reaccionó rápidamente cuando la mujer cayó y le estiró su mano para ayudarla a levantarse. Pero la discusión no termina ahí pese a que la mujer continuó su viaje de pie. La madre de pronto comenzó a hacer un fuerte sonido como si estuviese juntando saliva para escupirla y se acerca a la mujer de forma desafiante.

Youtube @Jose Amatute

Finalmente la asiática se bajó del metro pero la madre continuó con su discurso racista.

Puede interesarte