Por Alex Miranda
10 agosto, 2018

24 leones han sido llevados desde Mozambique para que comiencen a poblar otras partes de África en las que ya no quedaban animales de su especie.

Suena extraño, pero en Mozambique se está llevando a cabo lo que sería “el mayor traslado conservacionista de leones salvajes a través de una frontera internacional de la historia”. El plan es liberar 24 leones salvajes en zonas remotas a lo largo del río Zambeze, con la finalidad de añadir un millón de hectáreas al hábitat de esta especie africana que ya ha estado en peligro de extinción antes.

El nombre del proyecto es Veinticuatro Leones y tiene como fin último mejorar el número de ejemplares y restaurar, poco a poco, el ecosistema de esta región africana.

Dan Cabela, director de la iniciativa y presidente de Cabela Family Foundation, dice:

“Hace 100 años, había más de 200.000 leones salvajes viviendo en África. Hoy, los principales investigadores estiman que la población es de 20.000 o menos”.

Twenty Four Lions Project / Cabela Family Foundation

Un último intento

La organización de Cabela no es la única que ha aportado con este proyecto, también otras como Ivan Carter Wildlife Alliance, Zambeze Delta Safaris y Marromeu Safaris. Además de estos nombre, también se necesitó la colaboración de expertos naturalistas, las comunidades locales -muchas veces miradas en menos- y del mismísimo gobierno mozambiqueño. ¿Por qué tanta gente? Pues porque según el Fondo Mundial de la Naturaleza (WWF por sus siglas en inglés), esta es una de las últimas oportunidades de salvar a esta especie que ya se ha extinguido en 12 países de África.

El pasado 5 de agosto se comenzó con el proyecto, al liberar a cinco ejemplares salvajes de este mamífero en zonas remotas de Mozambique. La idea es que los 4.500 kilómetros cuadrados sean repoblados por estos leones, mientras que los 19 restantes serán conducidos a otros sectores entre el 11 y el 14 de agosto.

Twenty Four Lions Project / Cabela Family Foundation

Byron du Preez, doctor en Zoología de Oxford y miembro del equipo de Veinticuatro Leones, piensa que este proyecto ayudará a aumentar el número de leones a 500 en tan solo 15 años, y que para los 20 años, estos leones podrían representar el 10% de la población mundial de estos.

A los 15 animales que dejarán libres les colocaron collares de rastreo, lo que hará que los puedan seguir de cerca por un grupo de expertos en terreno, entre los que hay zoólogos mozambiqueños y también el doctor Du Preez.

Para conseguir los leones se apeló a la donación de reservas de caza seleccionadas en Sudáfrica, mientras que el dinero para la movilización han sido pagados por Cabela Family Foundation, quienes además de esto se comprometieron a financiar los esfuerzos anti caza furtiva y seguir el proyecto por al menos seis años, para permitir que los animales prosperen.

Vulnerables en la Lista Roja

Diversas investigaciones muestran que los depredadores alfa -como en este caso, los leones- han reducido bastante su cantidad de ejemplares o derechamente se han eliminado por completo. Particularmente en África, a medida que la caza furtiva y la población humana avanza, los hábitats de estas especies se ven amenazadas. Además, los leones llevan años dentro de la Lista Roja de especies amenazadas del UICN, donde llevan la chapa de “vulnerables”.

Twenty Four Lions Project / Cabela Family Foundation

El mismo UICN  dice que el comercio con sus huesos o partes del cuerpo son una nueva amenaza para los leones, demás de recalcar que:

“Se observó también un rápido decrecimiento en el este de África, zona donde históricamente la especie era muy abundante, sobre todo por los conflictos con las poblaciones humanas y el declive poblacional de las presas”

Pero no todo está perdido, ya que precisamente Mozambique es uno de los pocos países que ha podido aumentar el número de  ejemplares de esta especia en el último tiempo. En el resto del continente los números no son tan esperanzadores, desde 1993 se han reducido 43%.

Ivan Carter es un guía profesional, conservacionista y fundador de Ivan Carter Wildlife Conservation Alliance, para el las cosas están bastante claras:

“Este movimiento audaz y estratégico ha sido un ejemplo notable de todas las partes interesadas que trabajan juntas por el bien de los leones salvajes y el ecosistema. No se pueden realizar tareas de conservación en África sin incluir a los africanos, que han sido socios clave para generar confianza y honrar los elementos espirituales. También entendemos que la gran conservación tiene su fundamento en la gran ciencia, y estamos siguiendo los datos para garantizar que esto se haga bien. Los leones han caído en el abismo de la extinción en 26 países africanos hasta ahora Mozambique no será uno de ellos”.

Puede interesarte