“Con mi madre no se juega”.

Connor Cox tuvo uno de los momentos más sorprendentes y graciosos del último tiempo gracias al ingenio de su madre, Terri. El chico de 18 años está estudiando en la Universidad de Westminster en Pennsylvania, lejos de ella, que se quedó en Leonardtown, Maryland. Es por eso que cuando le llegó una caja desde su casa, se puso muy contento: “de seguro son dulces, regalos y cosas que necesito”.

Connor Cox

Muy emocionado, abrió rápidamente la caja… y no entendió lo que había adentro.

Muchos pañuelos usados, una lata de bebida vacía y basura…

Connor Cox

Sí, era la basura que Connor no sacó antes de irse de su casa, donde estuvo para las vacaciones.

“Para que ahora si la botes”…

Por suerte, ambos se lo tomaron con humor, y el chico tuvo que publicar la broma en Twitter, porque el mundo merecía ver la perspicacia de su madre.

Y su hermana le respondió enseguida.

“Creí que mi madre me estaba enviando un paquete de cuidado… pero en vez de eso me envió una caja con la basura que se suponía que yo debía sacar”.

“En realidad era la basura que dejaste en el suelo de tu habitación. Estaba muy orgullosa de ella misma hahaha”. 

Connor, esperamos que hayas aprendido la lección.