Por Daniela Morano
5 octubre, 2018

Si es Excálibur, definitivamente será la “elegida”.

Cuando niños soñamos con ir en increíbles aventuras, y si esas no son posibles, ocupábamos nuestra imaginación para creer que las estábamos viviendo en carne propia. Sobre todo en la naturaleza, es fácil imaginar encontrarse con ejemplares de elfos o hadas mágicas que cambiarán nuestro mundo. Lamentablemente, cuando uno crece deja de ver todas esas cosas y se enfrenta a un mundo bastante más cruel y gris de lo que parecía ser en la infancia.

Pero para esta niña sueca de 8 años, Saga Vanecek, es probable que esa magia se mantenga en ella toda su vida, porque el accidental descubrimiento que realizó es como algo sacado de la clásica historia del Rey Arturo y su espada, Excálibur.

Facebook Andrew Vanecek

Junto con su familia, fueron al lado Vidöstern en Tånnö, Småland, Suecia. Ahí estuvieron un par de días disfrutando del buen tiempo. Como toda buena aventurera, Vanecek nadaba en el lago cuando sintió lo que pensó que era una rama bajo ella.

Jamás se habría imaginado que esa rama sería una espada de hace más de mil años atrás, antes de la era de los vikingos.

Daily Mail

La espada la encontró meses atrás, pero investigadores no quisieron anunciar nada hasta que hubiesen investigado el área donde fue encontrada, según The Local. Ahí mismo encontraron un broche de la misma época y una moneda del siglo XVIII.

Vanecek y su familia recientemente habían regresado a su país luego de vivir varios años en Minnesota y son grandes fans de los Vikingos (el equipo de fútbol americano, ya saben).

Facebook Andrew Vanecek

“Estaba en el agua, lanzando ramas y piedras viendo qué tan lejos llegaban y luego tomé lo que pensé era una rama. La tomé y la iba a lanzar devuelta al agua, pero tenía un mango, y vi que era media puntiaguda“, dijo Vanecek a los medios. “La levanté y dije ‘¡papi encontré una espada!’. Cuando vio que se doblaba y era vieja la tomó de inmediato”.

Museo Jönköpings Läns
Museo Jönköpings Läns

El museo Jönköpings Läns, donde quedará en exhibición, asegura que la espada pertenece al siglo V o VI. “El proceso de conservación es extenso porque está construida con madera y cuero, así que hay varios pasos que seguir para asegurarnos que se preserve“, aseguró Mikael Nordström del museo.

“No sabemos porqué llegó aquí. Cuando investigamos el lugar también encontramos otros objetos prehistóricos. Quizás era un lugar de sacrificio”.

Y para la familia no sólo es un gran hallazgo, sino que un recordatorio de Minnesota, lugar que llaman su hogar.

Puede interesarte