Por Alejandro Basulto
19 agosto, 2019

Su hijo de 10 años siempre quiso un hermanito menor, y le llegaron tres, sin aviso.

El fin de un embarazo siempre es un momento increíble. Como también sorprendente, debido a que ver por primera vez al hijo recién nacido, es realmente una sorpresa que se traduce en pocos minutos después con una reacción de puro amor y cariño familiar. Pero aún dentro de los partos hay unos que sobrepasan la raya de lo sorprendente, debido que además de ser inesperados, pueden venir con sorpresas extras.

Dannette Giltz

Como fue el caso de Dannette Glitz, una mujer de Dakota del Sur, quien tras ser llevada de urgencia al hospital, pensando que tenía cálculos renales, resultó que en vez de tener depósitos pequeños y duros en los riñones, tenía un embarazo, y era momento de que diera a luz.

“Comencé a sentir dolores, pensé que eran cálculos renales porque ya los había pasado antes”

– dijo Dannette Glitz a KOTA TV.

Su hijo de 10 años, Ronnie, siempre quiso un hermanito. Y pareciera que lo escucharon ya que terminó recibiendo uno. El tema es que ese hermanito, vino a junto a otros dos bebés más, que igual venía como respuesta a otra solicitud suya, debido a que antes, también había pedido dos hermanitas para su hermana pequeña. “Siempre supe que este día iba a llegar”, dijo a la estación el entusiasta pequeño después de recibir la noticia del parto de su madre.

Dannette Giltz

Mientras que ella, que en un principio esperaba ser tratada por un cálculo renal, después le dieron la noticia de que serían gemelos. Esto mientras su esposo Austin, estaba sentado cerca, pensando en los hombres para sus dos gemelos. Pero no terminaban ahí las sorpresas. Debido a que el médico pidió una tercera manta. “Disculpe, devuélvala, no, me dijeron que tengo gemelos, no trillizos”, le respondió Austin.

Dannette Giltz

Pero Dannete le dijo que no son gemelos, sino que son tres bebés los que ella tiene, son trillizos. Una sorpresa que impactó a la pareja y a los medios. Una familia que tenía cuatro hijos, pasó a tener siete de un día para el otro. Blaze, Gypsy y Nikki son los nombres de los nuevos miembros de la familia.

La reacciones a la noticia variaron, desde quienes la felicitaban por tener tres “bendiciones” más, a quienes declaraban que más barato le salía tener cálculo renal. Pero sin duda la que resume este hecho noticioso, es esta:

Twitter

 

 

Puede interesarte