Por Pamela Silva
17 agosto, 2017

He perdido cosas en muchas partes, nunca en una planta.

Hace 13 años, Mary Grams de Alberta, Canadá, estaba trabajando en su granja como todos los días, cuando perdió su anillo de compromiso entre la tierra. Por más que lo buscó, no hubo forma de encontrar el objeto.

Se dio por vencida, pero había algo que nunca permitiría que sucediera: Que su esposo descubriera que lo había perdido.

Esta es Mary.

CBC

Así que la decisión que tomó fue ir a una tienda y comprar un nuevo anillo extremadamente similar al que su esposo le había obsequiado en 1951 cuando le propuso matrimonio, para que así nunca se enterara de la pérdida. 

Global News

Con el pasar de los años Mary olvidó su anillo perdido, hasta que su nuera lo encontró mientras estaba trabajando en la granja de la familia. Y no lo encontró en cualquier parte, sino que dentro de una zanahoria.

Global News

“Supe que tenía que pertenecer o a la abuela o mi suegra, porque ninguna otra mujer ha vivido en la granja. Si lo miras, la zanahoria creció perfectamente al rededor del anillo. Es bastante extraño de mirar”.

-Collen Daley.

Global News

El anillo permanecía intacto, sin ninguna muestra de haber sido afectado en estos 13 años que estuvo bajo tierra ni durante el crecimiento de la zanahoria.

Mary cambió de joya y dejó de lado el reemplazo que compró el 2004 para volver a usar su anillo de compromiso, asegurando que le sigue quedando bueno.

CTV

Lamentablemente, su esposo falleció hace 5 años por lo que no tuvo la posibilidad de saber que su esposa había perdido el anillo hace tiempo, ni tampoco que lo recuperó de esta forma tan particular.