Sus familiares la encontraron con vida, pero no soportó la gravedad de sus quemaduras.

Las autoridades de Nicaragua investigan la extraña muerte de una joven de 25 años, quien habría sido quemada en una hoguera como parte de un rito de exorcismo. Vilma Trujillo murió la madrugada de este martes 28 de febrero producto de las quemaduras, y los principales sospechosos son miembros de un grupo religioso que habría intentado quitarle el “demonio” del cuerpo.

Vilma habría sido desnudada y amarrada a una fogata mientras 12 miembros del grupo Visión Celestial de las Asambleas de Dios oraban para expulsar a un supuesto demonio que la había poseído, indica el Daily Mail.

Hoy.

Todo sucedió mientras su esposo, Reynaldo Peralta, no estaba en casa cuando todo ocurrió. De hecho, La Prensa indica que la joven estuvo en la casa del pastor de la iglesia -Juan Rocha Romero, el principal sospechoso del hecho- entre el 15 y el 21 de febrero.

Rocha Romero niega haber lanzado a Murillo a la hoguera, y en declaraciones a medios de comunicación ha dicho que Dios les indicó que debían hacer “un fueguito” para poder quitarle el demonio y que ella aceptó someterse a eso.

“Dios dijo que iba a sacar ese espíritu malo de ella y que pusiéramos fueguito ahí, porque ahí iba a ser expulsado el espíritu”.

-Juan Rocha Romero, citado en La Prensa-

El grupo había orado por Vilma varios días antes de hacer el “exorcismo”, que realizaron luego de que una de las seguidoras de la iglesia tuviese una revelación de Dios:

“Dios me ha hecho una revelación: que deben hacer una fogata en el patio de la iglesia y que un grupo de hermanos lleven a la enferma (Vilma), que la amarraran cerca del fuego y realicen una oración, que el demonio se saldrá del cuerpo de la enferma y se lanzaría al fogón”.

-Eneyda del Socorro Orozco Téllez, en declaraciones a la policía, según La Prensa- 

Hoy.

Los familiares de Vilma lograron rescatarla de la hoguera cuando aún estaba con vida el 21 de febrero, pero ella murió una semana después producto de una falla multiorgánica provocada sus quemaduras en la Unidad de Cuidados Intensivos del hospital Antonio Lenín Fonseca, en Managua, a las 4:22 de la mañana.

El caso provoca controversia en Nicaragua e incluso la Primera Dama, Rosario Murillo, lo comentó calificándolo como condenable.

Ya hay procesados ante la justicia por el caso, entre los que se encuentran el pastor Juan Rocha Romero y la mujer que tuvo “la revelación divina”.

Puede interesarte