Por Catalina Yob
5 junio, 2018

Rescatistas en Guatemala afirmaron que el can logró llamar su atención e hizo que lo siguieran hasta el lugar en donde vivía con sus amos. Allí, hallaron los cuerpos de ocho personas.

Eran las tres de la tarde (hora local), cuando una avalancha de lava volcánica, piedras y lodo se precipitó sobre las comunidades ubicadas en los alrededores de las provincias de Sacatepéquez, Escuintla y Chimaltenango, al centro sur de Guatemala. Muchos se encontraban almorzando al interior de sus hogares, mientras que otros se encontraban en la iglesia evangélica, en donde llevaban a cabo la misa dominical. 

La velocidad con la que el Volcán de Fuego entró en erupción, desencadenó que muchas familias no lograran escapar. La mayoría quedó atrapada al interior de sus hogares, en donde hoy se lleva a cabo la parte más importante del rescate de cuerpos. Hasta este momento, personal de emergencias de Guatemala ha encontrado 69 cuerpos, los cuales se suman a las incontables personas que permanecen desaparecidas. 

Además de las 69 personas fallecidas y la desaparición de tres aldeas, cientos de familias han regresado al lugar de la erupción con el propósito de encontrar a sus hijos, sobrinos, parejas, hermanos y amigos, pese al riesgo que ello conlleva. La esperanza de encontrar con vida a sus seres queridos ha desestimado las advertencias gubernamentales, las cuales prohiben el reingreso a las localidades afectadas.

La Prensa
La Prensa
La Prensa

Las irreparables pérdidas humanas que siguen remeciendo a un mundo entero, se suman los catastróficos daños materiales, los cuales aluden al único sustento económico de los habitantes de las provincias más afectadas. De acuerdo a Gustavo Chigna del Instituto de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología de Guatemala, las cosechas en un radio de cinco kilómetros alrededor del volcán, particularmente de maíz y café, habrían quedado reducidas a cenizas.

Hasta el último suspiro

Una de las tantas historias que ha mostrado el lado más humano de la catástrofe, involucra a un perro, el cual ha sido catalogado como uno de los grandes héroes del siniestro que hoy mantiene a Guatemala en el centro de la noticia mundial. De acuerdo al relato de personas de emergencias, un escuálido perro que se paseaba por los lugares devastados, logró llamar la atención de los rescatistas e hizo que lo siguieran hasta una de las aldeas más afectadas.

Corrió enérgicamente hasta el interior de un hogar devastado, a donde ingresaron los bomberos. Entre los escombros y bajo la madera que sostenía la casa, los rescatistas hallaron los cuerpos de ocho personas, quienes correspondían a la familia del can no identificado. Los restos de las ocho personas fallecidas fueron removidos de los escombros, mientras la atenta mirada del perro seguía la dirección que emprendían los rescatistas. 

“La fidelidad no tiene precio… el perro de una familia que hasta el momento no ha sido identificada, ayudó a los cuerpos de socorro a localizar a sus amos. La mascota utilizó sus medios para lograr captar la atención de los socorristas a tal punto de que los llevó hasta la vivienda. En el interior encontraron a ocho personas, todos los cuerpos ya sin vida. La tristeza de la mascota no se pudo ocultar en su mirada tras observar cómo eran trasladados”, fue el relato de uno de los reporteros que fue testigo del conmovedor hallazgo.

Autor desconocido, ayúdanos a encontrarlo
Autor desconocido, ayúdanos a encontrarlo

En medio de las labores efectuadas por el gobierno, muchos de los cuerpos que han sido encontrados en las provincias afectadas, siguen sin ser identificados, entre los cuales se encuentra la familia del impetuoso can, el cual se mantuvo junto a los suyos hasta el último suspiro. 

Rescatar lo que realmente vale

Al igual que el perro que hoy ha demostrado, una vez más, la fidelidad de las mascotas hacia sus amos, cientos de mascotas han sido rescatadas conforme al transcurso de las horas. Pese a que muchas murieron al interior de los hogares devastados y junto a sus familias, muchos otros, en su mayoría sin hogar, lograron sobrevivir a la avalancha lava volcánica, piedras y lodo que se esparció rápidamente por las aldeas contiguas al volcán. 

Gran parte de los rescates animales se han llevado a cabo en manos de personal de emergencia, sin embargo algunos han sido realizados por los mismos dueños de las mascotas que quedaron abandonadas entre las desoladas aldeas. Este fue el caso de Don Ignacio, quien con lágrimas en los ojos, volvió hasta el lugar del desastre para rescatar a su perrita. 

Caminó hasta el lugar en donde solía encontrarse su casa y halló a su fiel compañera, Brava, la cual yacía tumbada en el suelo a la espera de un rostro familiar. Ignacio Osvaldo López Benítez sujetó una de las frazadas que yacía en el suelo y envolvió a la perrita para posteriormente llevarla el albergue, en donde actualmente reside junto a su familia.

“Bendito mi padre celestial, está bien mi familia. Están quemados, pero están con vida”, esgrimió al medio local “360 noticias”.

Fenómenos Naturales Noticias

https://www.facebook.com/FenomenosNaturales1/posts/635267150172541

Pese a que su núcleo familiar sobrevivió al siniestro, Ignacio, al igual que muchos otros guatemaltecos, mantiene con vida la esperanza de reencontrarse con su hermana Ana, quien desde la erupción se encuentra desaparecida. 

Puede interesarte