Por Alejandro Basulto
4 enero, 2021

Este material es utilizado para hacer costosos perfumes. Hallazgo que cambiará la vida de este esforzado y humilde hombre tailandés, que ganaba cerca de 600 dólares al mes.

Los fabricantes de perfumes ven en el ámbar gris un tesoro marino y un oro flotante que proviene del vómito de las ballenas. A pesar de su no muy elegante y bello origen, de esta materia se extrae un alcohol inodoro que sirve para producir aromas de colonias que duren por más tiempo. Su hallazgo suele estar relacionado con recompensas millonarias, debido a lo difícil que es de hallar y lo exigido que es por una industria que tiene grandes ingresos. Por eso, no es sorprender, que la vida del humilde pescador tailandés, Naris Suwannasang, de 60 años, esté cambiando tanto después encontrarse un ámbar gris gigante.

ViralPress

Naris se encontraba caminando junto al mar, cuando empezó a notar varios bultos pálidos en una playa en Nakhon Si Thammarat, en el sur de Tailandia. Su primera reacción fue llamar a sus primos, para que lo ayudaran a trasladar a su casa esas misteriosas masas grises, las que ya en su hogar, comenzaron a pinchar. Al cabo de un tiempo, se dieron cuenta que estos grandes bultos, eran en realidad ámbar gris, un ingrediente muy valioso a la hora de producir perfumes como los de Chanel No5.

ViralPress

La confirmación de que se trataba de este costoso material, vino después de que la familia probó quemando la superficie, derritiéndose esta de manera rápida. Todas estas masas pesaban 100 kilogramos, que podrían significar el hallazgo del vómito de ballena más grande del mundo. Y al conocerse sobre su ámbar gris, diferentes personas contactaron a Naris Suwannasang para comprárselo.

Incluso, un empresario llegó a ofrecer 960.000 baht tailandeses por cada kilo, lo que sería equivalente a unos increíbles 96.000.000 de baht tailandeses o 3,2 millones de dólares estadounidenses. Solo faltaría la confirmación oficial de si es realmente un ámbar gris, y si es además, uno de calidad.

Getty Images

“Quiero saber más sobre este ámbar gris y quiero que el especialista los inspeccione (…) También planeo ir a la policía y hacer que registren mi descubrimiento, ya que temo que puedan ser robados de mi casa”

–dijo Naris Suwannasang a The Sun–

La masa rara hallada por Naris provendría de un cachalote, y si su compra se efectuara, la vida de este humilde y esforzado pescador cambiaría radicalmente. De hecho, con tan solo una pequeña fracción de la suma total del ámbar gris, superaría con creces las escasas ganancias que actualmente obtiene con la pesca al mes. El extraño bulto maloliente que lo ayudaría a salir de la pobreza.

Puede interesarte