Por Daniela Morano
18 Abril, 2017

Gracias a gente como esta por existir.

Angela Dimayuga es la chef ejecutiva de Mission Chinese Food, y no está para aguantar las “idioteces” de nadie. Aunque sea la hija del presidente de Estados Unidos. Hace unos días uno de los escritores colaboradores para el sitio web IvankaTrump.com le pidió una entrevista a Dimayuga argumentando que el sitio propone promover y darle plataforma a mujeres independientes y empoderadas. Esto fue lo que pasó.

“¡Llevo un largo tiempo siguiendo tu trayectoria culinaria y soy un fan! Como escritor freelance basado en NY y colaborador de IvankaTrump.com, he entrevistado a varias mujeres notables y claramente, tú estás logrando algo extraordinario. Me encantaría entrevistarte (via teléfono/email) centrándonos en tu trabajo como mujer emprendedora– cómo unes tu visión dinámica de la comida y como lo llevas a la realidad. La entrevista estaría destacada en IvankaTrump.com– una plataforma no política para empoderar a mujeres modernas y trabajadoras. Hazme saber qué puedo hacer para facilitar esta colaboración. ¡Muchas gracias!”

Por supuesto que Dimayuga no aceptó. Pero respondió con la mejor respuesta que posible.

Junto con su amiga y activista Shakirah Simley, escribieron esta respuesta.

“Hola Adi,

Gracias por considerarme. Me alegra que seas fan de mi trabajo y por lo tanto quieras darle visibilidad e inspirar con mi carrera a otras ‘mujeres trabajadoras’. Sin embargo, yo apoyo a mujeres que realmente empoderan a otras mujeres.

No creo que IvankaTrump.com realmente sea una plataforma ‘no política’. Mientras el apellido Trump esté involucrado, es político y honestamente, una oportunidad para IvankaTrump.com de ganar dinero.

No pienso que sea empoderamiento quitarle los recursos a Planned Parenthood (Maternidad Planificada), prohibirles asilo a mujeres refugiadas, estar en contra del salario igualitario, y amenazar a personas de color o de otra orientación sexual y las comunidades que apoyan a estos ciudadanos.

Como una persona gay y de color e hija de inmigrantes no estoy interesada en mostrarme como una figura aspiracional para aquellos que apoyan esta marca y a este presidente que astutamente quita poder a las mujeres. Compartir mi historia con una marca y familia que silencia las voces de mi gente es inútil.

Gracias por su consideración”.

-Angela Dimayuga-

 

Todos los comentarios en su respuesta la felicitaron, al parecer ya nadie tiene ganas de seguir aguantando la discriminación de la familia Trump.

“La cantidad de personas que me han apoyado sólo muestra lo grande y fuerte que es nuestra comunidad y que están dispuestos a ayudar, proteger, y apoyar a mujeres en comunidades marginalizadas,” dijo Dimuyaba al Huffington Post.

Pero aquí no acaba.

La misma Ivanka Trump comenzó a seguirla en su cuenta de Instagram.

¿Podría la misma Ivanka estar cansada de su familia?