Por Javiera Mc Niven
23 diciembre, 2016

El hombre de 39 años fue acusado de haber “desacreditado al servicio policial”.

Lamentable se ha vuelto común vivir de la mano del estrés. Las licencias médicas por esta enfermedad vuelan y este fue el caso del agente de Policía, Daniel Moss. Desde septiembre y producto de un fuerte cuadro de estrés, Moss se ausentó de sus labores. Pero, tres meses después lo despidieron abruptamente luego que descubrieran una gran mentira: El ex policía ejercía el comercio sexual junto a su novia durante la licencia. 

El hombre de 39 años fue acusado de haber “desacreditado al servicio policial y jugar con la confianza de los ciudadanos. El ex policía ofrecía sus servicios sexuales a través de una web de scorts e incluía la participación de su novia por US$260 la hora.

Luego de destapar tamaña mentira, se realizó una audiencia por la grave conducta y definir cuál sería la situación de Moss. El resultado fue su despido argumentando que hubo “un claro conflicto en los intereses personales con los profesionales”, según notificó The Sun.

El inspector del departamento de Normas Profesionales de la Fuerza, Nick Wainwright, dijo que: “Los agentes de policía deben comportarse de una manera que no desacredite el servicio policial ni socave la confianza del público, ya sea dentro o fuera de servicio” y agregó que al ofrecer este tipo de servicios, más aún bajo un contexto de una enfermedad, dañó la confianza, orgullo e integridad de la institución. 

Puede interesarte