Por Juan David Montes
19 abril, 2018

«Hay un reporte de que usted vende un bebé».

Kathy Cadle y Rachel Smith tienen un negocio bastante particular. Estas hermanas se dedican a hacer muñecos hechos a la imagen y semejanza de bebés humanos. Se trata de una tradición familiar que ha sido valorada por el uso de estos muñecos en el tratamiento de pacientes con diferentes trastornos. Sin embargo, su similitud con un recién nacido de carne y hueso le valió a Kathy las sospechas de la policía de Sheffield Lake (Ohio, Estados Unidos).

Bunny Bundles Reborns

La mujer se encontraba en su casa cuando recibió la visita de un policía, que de acuerdo con información publicada por Metro le dijo lo siguiente a la mujer:

«Hay un reporte de que usted vende un bebé».

Bunny Bundles Reborns

Así que Kathy le mostró uno de los muñecos al policía Frank Goscewski, para explicarle que se trataba de un malentendido.

Bunny Bundles Reborns

Los muñecos están hechos de vinilo y su fabricación es una tradición familiar que sigue viva gracias a Kathy y Rachel.

Bunny Bundles Reborns

El negocio se llama Bunny Bundles Reborns y, además de este incidente con la policía, ha recibido atención por parte de la prensa por el uso de los muñecos en terapias con pacientes con demencia, ansiedad y Alzheimer.

Puede interesarte