Por Constanza Suárez
28 mayo, 2018

El corazón de todos estos trabajadores en Moscú se paralizó cuando vieron el vidrio caer desde el piso 47.

Los trabajos en altura contienen una gran cuota de riesgo. El simple hecho de estar a cientos metros del piso, hace que las cosas se vuelvan difíciles.

Muchas veces hemos estado en un edificio y repentinamente aparece un hombre limpiando los vidrios, colgando de un solo arnés. O pensar en aquellos que construyen edificios, revuelve mi estómago.

Y si te sucede lo mismo, esta historia potenciará aún más aquellos miedos.

Unos trabajadores de edificios de gran altura en Moscú sostenían un gran pedazo de vidrio, cuando de pronto, pierden por completo el control de la pieza y esta cae 47 pisos al suelo.

pro-alpinist.ru/east2news

Las imágenes grabadas desde una cámara GoPro, son una real muestra de vértigo y adrenalina.

El vidrio se estrelló contra la torre al caer y se rompió en miles de pedazos tras el impacto. No hubo informes de heridos, pero el edificio sufrió daños.

pro-alpinist.ru/east2news

Los trabajadores solo intentaban poner el vidrio en algún lugar del rascacielos en la capital rusa, pero en un momento inesperado, el cable que lo sostenía, se cortó. Cayó desde una altura aproximada de 150 metros de altura.

pro-alpinist.ru/east2news

Según consignó el portal británico Daily Mail, los trabajadores afirmaron que “todos están sanos, todos están bien” y que “no hubo víctimas”.

Luego añadieron que “se está trabajando para restaurar partes del edificio que se dañaron durante el accidente”.

Mira el momento exacto:

Puede interesarte