Por Camilo Fernández
7 febrero, 2018

La peor pesadilla de este juego infantil se volvió realidad.

Una madre entró en pánico al casi «ahogarse». Pero no es una piscina de las normales, con agua, sino que en una de esas infantiles que están rellenas de pelotitas de plásticos. Cuando niños eran nuestro lugar favorito y cuando grandes… también. Son una atracción demasiado entretenidas para dejarlas de lado.

Al igual que las con agua, estas piscinas también tienen riesgos.

AsiaWire/@Airzonesg

Viven Low junto a su hijo llegaron a un punto en que se empezaron a desesperarse en uno de estos juegos en una versión gigante. Simplemente se vieron sobrepasados y empezaron a hundirse. 

A la mujer se le veía solo la extremidad de su mano tratando de atraer la atención mientras no podía a salir a flote. Ella y su hijo de cuatro años cayeron en le juego de Singapur cuando perdieron el equilibrio.

Facebook / Beautiful Chaos

«No podía alcanzar el fondo y no me podía parar. Traté de rodar, tampoco pude», relata según consigna Mirror.

«Cundí en pánico y saqué mi mano, y grité auxilio. Nadie vino. Realmente entré en pánico y no supe qué hacer«. Esto duró un rato hasta que uno de los ayudantes del lugar se dio cuenta.

Facebook / Beautiful Chaos

«Finalmente tomé la mano de alguien y me las arreglé para estabilizarme y pararme. Después tomé a mi hijo, y mi otros dos chicos, un niño y una niña».

«Fue ahí cuando el staff se acercó a ayudarme a sacar los niños de las pelotas, después que escalé hacia afuera».

La empresa Airzone en su defensa dijo que «nos gustaría agradecer por traer esto a nuestra atención». «Revisaremos el número de pelotas incluidas en la fosa y nos aseguraremos que nuestra ayuda de primero auxilios entrenada sea más rápida en su respuesta a cualquier solicitud de ayuda».

La fosa en ese momento tenía 40 mil pelotas. 

 

Puede interesarte