Por Alejandro Basulto
17 septiembre, 2020

No hay día en que no aparezcan estos pequeños traviesos en la entrada de la estación policial, los que son recibidos con libros y palabras de cariño.

En todo el mundo, las policías son blanco tanto de felicitaciones y agradecimientos como también de críticas y denuncias. Por sobre todo en los países latinoamericanos, las instituciones encargadas de velar por el orden y la seguridad pública, han estado bajo férrea investigación y fiscalización en los últimos años. Críticas ante las que la policía militarizada de Brasil no está exenta, pero que aún así, en más de una ocasión, ha demostrado tener funcionarios de un compromiso social ejemplar.

PA4

Como ocurre en el municipio de Paulo Afonso, en el estado brasileño de la Bahía, donde una funcionaria de esta fuerza estatal a cargo del orden y la seguridad pública, realiza todos los días una ronda de lectura con los niños que se le acercan.

PA4

Pequeños que provienen de zonas populares de esta microrregión y que esperan con ansias que aparezca la policía Figueiredo para leerles un cuento y hacerles participar a ellos de una linda y divertida tarde de cuenta lectura. Una experiencia que cada vez que la viven, le sacan todo el provecho posible. Y cómo no, si muchos de ellos muy posiblemente vivan en una realidad social en la que sus padres no tienen el tiempo suficiente para leer con ellos o simplemente preocuparse de que estén divertidos.

“Diariamente, estos pequeños nos hacen compañía en la vigilancia de la Base Móvil en Bairro Prainha, en Paulo Afonso. Hoy [15], decidí traer libros que son de un proyecto en el que trabajamos un tiempo. Hice una ronda de lectura con ellos y les obsequié golosinas. Se fueron muy felices”

– dijo la cabo Figueiredo, según consignó PA4.

PA4

La funcionaria recibe constantemente visitas de estos pequeños en la estación policial, a los que les da la bienvenida con un libro en la mano, golosinas en la otra y muchas palabras suaves y con cariño. Un trato amable y solidario que ellos agradecen visitándola cada día nuevamente.

Puede interesarte