Por Isidora Fuenzalida
10 noviembre, 2020

El auto deportivo era el único medio que tenían las autoridades para lograr esta misión de vida o muerte. Debían llegar a tiempo para realizar el trasplante de emergencia.

Un video de un Lamborghini se hizo rápidamente viral en las redes sociales de Italia. Se trataba de oficiales de la policía que conducían este auto, apodado como el “Huracán”, por las calles. Este vehículo, que puede alcanzar velocidades de hasta 230 kilómetros por hora, viajó 310 millas (500 kilómetros) para cumplir con su objetivo final, llevar un riñón para un trasplante de vida.

La policía usó uno de sus autos más rápidos para esta gran urgencia. Debían llegar a tiempo y entregar el órgano. El viaje duró alrededor de dos horas en total, gracias al súper veloz “Huracán” que, sin su ayuda, podrían haber tardado seis horas. Finalmente, fueron capaces de salvar con éxito una buena parte del tiempo.

Fue a finales de octubre de este año, cuando un riñón había sido donado en Padua, Italia. Este debía transportarse hacia la ciudad de Roma para finalmente realizar el trasplante.

Aunque la mayoría de los órganos usualmente se transportan en avión o en helicóptero, hay algunos –como el riñón– que pueden aguantar un poco más de tiempo. Este suele transportarse por la carretera para que así el costo sea menor.

Twitter

“Gracias a nuestro @Lamborghini Huracán, entregamos un riñón donante para trasplante a una persona a tiempo, ‘para salvar una vida no necesitas súper poderes’, la solidaridad, la tecnología y la eficiencia también ayudan”.

–escribió la Policía Estatal en Twitter

En el año 2014 la policía recibió un Lamborghini Huracán y una segunda unidad en el año 2017, que es el que se utilizó para transportar el riñón. Este rápido vehículo de la policía italiana tiene como función principal, el transporte de órganos, plasma y vacunas. Además está equipado con una caja fría para los órganos que requieran.

Twitter

Finalmente, la velocidad del superdeportivo ayudó a la policía a entregar el riñón a su nuevo dueño y salvarle la vida. El órgano fue transportado en el maletero delantero, ya que estos vehículos llevan el motor detrás. El órgano llegó sano y salvo al Hospital Universidad Católica del Sacro Corazón de Roma, y el trasplante se llevó a cabo con éxito.

Puede interesarte