Por Felipe Costa
12 marzo, 2021

Con la propuesta, el ministro de Justicia Zbigniew Ziobro, asegura que protege el derecho de que los niños crezcan en familias “donde estén rodeados de amor y cariño que garanticen un desarrollo y crianza adecuados”, opinión que ha sido rechazada por la comunidad LGBT.

A diferencia de la lógica que últimamente varios países del mundo han adoptado en pos de una sociedad más abierta de mente en cuanto a temas de inclusión, el gobierno de Polonia acaba de anunciar que pronto se aprobará la legislación que prohíbe que las parejas homosexuales tengan derecho a adoptar un niño. Si bien la comunidad internacional LGBT ha rechazado esta medida, al interior del país la tónica parece ser distinta, informa el Clarín.

Reuters

Confirmado por el ministro de Justicia polaco, Zbigniew Ziobro, la legislación busca terminar con el vacío legal que permite a parejas del mismo sexo adoptar niños, en un país donde dicen respetar el libre derecho de los homosexuales pero donde ni siquiera está permitido algún tipo de unión civil entre ellos.

Ziobro asegura que con esta ley se estará protegiendo la visión reflejada en la mayoría de los ciudadanos polacos, en la búsqueda de niños que puedan ser “criados en hogares con amor”.

Apoyo – Pixabay

Para sorpresa de la comunidad LGBT internacional y especialmente europea, según una encuesta nacional realizada en 2019, el 70% de los participantes expresó su posición en contra de que homosexuales pudiesen adoptar, mientras que solo un 16% se mostró a favor y el 14% restante indiferente.

Según el comunicado enviado por el ministro de Justicia, dicen querer garantizar que aquellos niños sin padres lleguen a familias “donde estén rodeados de amor y cariño que garanticen un desarrollo y crianza adecuados”.

Apoyo – Pixabay

Aseguran que no se trata de ningún atentado a  los “derechos de los gays”, pero que “hay que recordar siempre un valor superior, que es el bien del niño”.

Reuters

Cabe destacar que desde que Ziobro llegó al puesto de ministro, ha intentado promover una agenda más radical, representante del ala de extrema derecha del parlamento, lo que ha incluido retirar a Polonia de la Convención de Estambul, la cual trata el tema de la violencia doméstica.

Con una constitución que explícitamente determina que el matrimonio es entre un hombre y una mujer, Polonia parece ser un oasis en el cual la comunidad LGBT no quiere vivir, si se considera además las últimas iniciativas por parte de radicales que promueven las “zonas libres de gays”, donde se les rechaza la admisión.

Puede interesarte