Por Felipe Costa
19 abril, 2021

Giannie Lee realizaba un viaje en occidente esperando que se convirtiera en una agradable experiencia, sin embargo, las constantes burlas por parte de desconocidos terminaron por colapsarla en plena calle, donde largó a llorar.

Podemos entender el racismo como una de las tantas formas activas de demostrar el prejuicio que se tiene como individuo hacia un grupo o etnia en particular. La mayoría de las veces, este tipo de pensamientos está errado ya que se crea desde una perspectiva cerrada, generalmente por lo que se nos ha contado sin haber tenido antes un contacto real que nos haga decidir por nosotros mismos. Lo más lamentable, es que personas comunes y corrientes deben sufrir del acoso que unos consideran un simple chiste y que termina siendo más grave que eso.

Giannie Lee

Durante años, el racismo desde occidente hacia las personas asiáticas ha sido evidente, es por esto que una chica llamada Giannie Lee, se grabó recorriendo las calles de Alemania para mostrar la impresión que le daban sus ciudades, así como exponer a las personas y el trato que le daban, lo que no fue para nada agradable.

Pensado que sería una jornada alegre, se puso a transmitir en vivo para la plataforma Twitch, y sus espectadores vieron en tiempo real como sufrió de acoso verbal e incluso físico cuando la intentaron golpear por la calle.

Giannie Lee

Ningún lugar parecía seguro, incluso en bares, personas se le acercaban y hacían gestos estirándose los ojos y haciendo el conocido “chin choneo” que es decir palabras sin sentido intentando imitar una lengua asiática. Por más que intentase ser amable, la gente tomaba su vulnerabilidad y la hacía sentir mal.

“¿Por qué haces eso? Por favor basta” se le puede escuchar diciendo a Lee cuando uno de los alemanes se le acerca a su cámara para molestarla aparentando ser inofensivo. Al parecer muchos creen que las burlas que estigmatizan a los asiáticos no hacen daño, pero son un verdadero problema cuando la sociedad demuestra que solo ve una caricatura en ellos.

Giannie Lee

La gota que rebalsó el vaso, acabando con su compostura, fue cuando un hombre le golpeó la cámara en la calle llamándola “china”. Después de tantos ataques, solo pudo parar y ponerse a llorar.

Afortunadamente el mundo demuestra que existen almas nobles entre tanta gente errada y así también lo pudo enseñar Lee, cuando espontáneamente en su viaje se le apareció un hombre, esta vez no para acosarla ni para reírse de ella, sino para entregarle su apoyo al ver uno de los ataques que sufría la joven. Le dijo que era una gran muchacha y que ojalá más personas como ella visitaran su país. El gesto emocionó a la coreana por lo que le pidió un abrazo, que le hizo sentir por primera vez la bondad real de Europa.

Durante 2020, las cifras de denuncia por asiáticos que se cuentan haber sufrido algún acto racista ha ido en aumento en distintos países desde el inicio de la pandemia por coronavirus. En Estados unidos ya existen organizaciones como Stop AAPI Hate, que busca detener el odio hacia la comunidad asiática en el país. Solo en lo que va de 2021 ya han habido más de 3700 casos de racismo hacia estas personas.

Puede interesarte