Por Constanza Suárez
11 julio, 2018

El fotógrafo de Katarina Zarutskie captó el momento exacto en que lo tiburones la muerden y arrastran a las profundidades marinas. También mostró las aterradoras cicatrices en su cuerpo.

Cuando Katarina Zarutskie, una modelo de Instagram y estudiante de enfermería y negocios internacionales de la Universidad de Miami, vio un grupo de tiburones nodriza en la costa de la isla Staniel Cay no dudo en saltar al agua e intentar conseguir la fotografía perfecta junto a ellos.

Lo que se suponía sería un divertido momento, se transformó en una completa pesadilla, que podría haber tenido consecuencias fatales.

Instagram/katarinazarutskie

Hace un mes, la joven visitó Bahamas junto a a su novio y su familia. Consiguió fotografías espectaculares. Durante uno de los días, la chica de 19 años regresaba del almuerzo y vio un lugar donde nadaban estos tiburones, dijo que había visto a varias personas en el agua, por lo que quiso intentar una foto.

A pesar de que la familia de su novio enloquecieron frente a su idea, Katarina sintió que no podía dejar pasar la oportunidad de nadar. Entonces, entró al agua rodeada por una docena de tiburones.

Instagram/katarinazarutskie

Se tendió en el agua, capturó el momento y segundos después, los animales se alborotan y uno de ellos- de casi 2 metros- muerde su brazo, arrastrándola bajo el agua.

“(El tiburón) Tenía mi muñeca en la boca y podía sentir sus dientes hundirse en mi brazo“, dijo a NBC News en una entrevista.

Instagram/katarinazarutskie

Una tercera fotografía, muestra como Katarina sale a flote y sostiene su brazo herido en el aire para evitar que la sangre atraiga a más tiburones. Compartió la secuencia en su cuenta de Instagram, que actualmente es privada.

Me sacaron del agua por unos segundos y luego arranqué mi muñeca de la boca del tiburón lo más rápido que pude“, afirmó la joven quien después de liberar su brazo de la boca del tiburón, nadó hasta unos escalones cercanos y pudo salir del agua.

Instagram/katarinazarutskie

Más tarde, fue hasta una clínica local para que limpiar su herida, pero luego voló a Florida para recibir tratamiento adicional cuando supo que las mordeduras de tiburón corren un alto riesgo de infectarse.

Instagram/katarinazarutskie

Desde el resort aseguraron que cerca del lugar donde se encuentran los tiburones hay un letrero advirtiendo sobre los posibles ataques. Katarina dijo no haberlo visto.

(Los médicos) ahora creen que todavía tengo trozos de dientes de tiburón en el brazo y que siempre tendré una cicatriz“, dijo, y agregó que le preocupaba que la cicatriz del tiburón pudiera afectar su carrera como modelo.

Pero también comentó que: “Soy tan afortunado de tener mi brazo y mi vida”.

Instagram/katarinazarutskie

Puede interesarte