Por Constanza Suárez
3 agosto, 2018

«Ahora estoy en problemas» dice Craig luego de ver a su hija pequeña sufrir con lo que se escondía bajo el plato.

Bromear es divertido, pero hacerlo con un niño puede llegar a ser bastante cruel. Sobre todo si lo hace alguno de sus progenitores.

Eso fue lo que precisamente hizo un padre, que decidió jugarle una broma a su pequeña hija, dándole un gran susto. A ella no le pareció tan chistoso, de hecho podemos escuchar sus estrepitosos gritos durante varios momentos.

El video comienza con un plato al revés sobre la mesa de la cocina. El padre, llamado Craig, le dice a la niña: “Acércate, no va a saltar nada”. Ella comienza a hacer preguntas, intrigada con lo que se encuentra dentro. Piensa que es una serpiente o un bicho.

Rumble/LPE360

Pero su padre insiste en que no está vivo. Que se calme. “Es algo que compré en el supermercado” , aclara. ¿Nada extraño podría haber ahí dentro o no?.

Rumble/LPE360

Le pide a la niña que se acerque y en ese momento revela el misterio: son ancas de rana. De inmediato, la pequeña comienza a gritar y sale corriendo despavorida.

Rumble/LPE360

Pero el hombre va por más. No contento con espantar a su hija, toma el plato y camina por la casa, preguntando: “¿Quieres ver lo que compré?” y se lo muestra a su hija mayor que está sentada en la cocina. Mira y exclama: “¡Qué asco!”.

Luego sigue con su hija, quien se lamenta por el animal muerto. Él le pide que las toque, pero ella se niega rotundamente con cara de asco. Las levanta y empieza a perseguir a la niña -aterrada-  con las ancas en su mano.

Rumble/LPE360

Todo termina cuando la mujer empieza a decir basta. Entonces Craig, asume: “Ahora estoy en problemas”.

Mira el video completo:

Puede interesarte