Por Daniela Morano
4 junio, 2018

Anteriormente el mandatario se rió de la violación a una mujer, asegurando que él debió haber sido el primero en abusarla.

El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, se ha convertido en el protagonista del enojo masivo por parte de cientos de personas, luego de que el hombre obligara a una mujer a besarlo en los labios durante un discurso en Corea del Sur. Todo comenzó cuando Duterte invita al escenario a una mujer para entregarle una copia de su libro.

Le da un beso en la mejilla, un acto tradicional en algunos países donde la mujer debe besar de esa forma a los hombres cuando se saludan.

Peoples Television Network
Peoples Television Network

Pero las cosas se ponen incómodas cuando Duterte le insiste en que lo bese en los labios, a lo que la mujer responde simplemente moviendo su cabeza de un lado a otro.

Duterte insiste y finalmente se dan un beso y le da un abrazo, con el presidente diciendo que ella “debía pagar con un beso” por el libro que le entrega.

Peoples Television Network
Peoples Television Network

Aunque la situación ha enojado a muchos, la mujer, identificada por una agencia de noticias filipina como Bea Kim, dijo que “no hubo malicia. Para él, para mí, no significó nada”.

Sin embargo un grupo Gabriela, una alianza nacional por el derecho de las mujeres, dice que las acciones del presidente fueron “asquerosas de parte de un presidente misógino quien se siente con el derecho de demandar, humillar o faltar el respeto a las mujeres”.

“Sus repetitivos actos de machismo son vistos como entretenimiento para esconder que cada vez pierde más y más popularidad”.

Usuarios en Twitter también demostraron su enojo:

“Antes de que todos comienzan a tratar de zorra a la mujer que Duterte besó ÉL JAMÁS DEBIÓ HABER HECHO LO QUE HIZO EN PRIMER LUGAR, como presidente, y como la pareja de alguien (hola acaso todos olvidaron Honeyley), como padre, como trabajador público”.

“Incluso si la mujer dio su consentimiento, Duterte lo hizo para burlarse de la iglesia (quienes lo criticaron por su guerra contra leyes antidrogas). Así que en este contexto, ella fue utilizada para probar su punto y reafirmar su frágil ego. Lo siento chicos, las mujeres no son un medio para sus fines”.

Duterte tiene un largo historial. A principios de este año, el presidente fue criticado por decirle a soldados que le disparen a soldados mujeres en la vagina, mientras que durante las elecciones el 2016, dijo que el caso de violación y asesinato de una misionaria australiana en 1989 era una “pérdida” y que él debió haber sido el “primero” en abusarla.

El video completo del incómodo momento puedes verlo a continuación:

Puede interesarte