Por Daniela Morano
9 julio, 2018

Y todo comenzó con nada más ni nada menos que la princesa Diana.

A veces nos gustaría formar parte de la realeza, porque los regalos y lujos que que reciben y poseen son tan extravagantes que sólo alguien con mucho dinero y contactos podría tener. Incluso siendo un bebé. Porque el pequeño príncipe Louis, quien tiene tan sólo 11 semanas de vida, ya está recibiendo el trato de la realeza.

El día de hoy fue bautizado, en una ceremonia que reunió a toda su familia y donde no podía faltar su tío recientemente casado, Harry, junto a su esposa Meghan.

PA

La ceremonia se realizó en la capilla real del palacio Saint James donde sus hermanos mayores George y Charlotte también estuvieron presentes. Y como el día era uno importante, también lo fueron los presentes.

PA

El príncipe Harry no intentó ser recatado al gastar $10 mil dólares en un regalo muy exclusivo para su sobrino: la primera edición de Winnie The Pooh, publicada en 1926 por la editorial A.A. Milne, y de los cuales hubo 30 mil ejemplares.

Shutterstock

Una fuente cercana a Harry le dijo a Daily Mail que “uno de los recuerdos más felices de la infancia de Harry son de cuando su mamá le leía historias antes de dormir. Le encantaban los clásicos y Harry tuvo la brillante idea de armar su propia biblioteca con primeras ediciones”.

Harry habría considerado comprar “Alicia en el País de las Maravillas” en primera instancia pero decidió que Winnie The Pooh era más apropiado.

PA
PA

Aunque tendrá que esperar unos años para entenderlo y otros más para leerlo por su cuenta, este es un lindo y significativo gesto por parte de su tío.

Puede interesarte