Por Alejandro Basulto
22 julio, 2020

Le robaron su celular y sus documentos. Ahora está soportando el día a día solo gracias a la solidaridad de las personas que le brindan dinero o alimento.

La vida da muchas vueltas. En algún momento podemos estar pasándolo de manera increíble, con todas nuestras cosas orden y disfrutando cada día como si fuera el último. Y de repente, todo aquello puede cambiar, y de pasar a vivir momentos de estabilidad socioeconómica y felicidad, sufrir con la pobreza y una realidad que no puede ser más adversa.

COLIBRI / Youtube

Lo que bien sabe y conoce el soprano guatemalteco, Mario Melgar, quien tras ser un exitoso profesor de canto y locución de la zona 1 capitalina, ahora es una persona en situación de calle, y que depende de la solidaridad de las personas para comer y soportar el frío. Mario lleva tres años viviendo en las heladas calles de la capital de su país, solo con dos mudas de ropa, una sábana para cubrirse del frío en las noches, y antes tenía su celular y sus documentos, pero se los robaron.

Difícil situación que surgió a raíz de la muerte de su mentor y maestro de ópera, Alberto Navas, haciéndose él cargo de su academia de canto, pero al final, por diferencias con los familiares del artista, terminó convirtiéndose en un indigente. Actualmente, además de padecer la más cruda pobreza, está incomunicado y se siente como un invasor en su propio país al no tener sus papeles que respaldaban su calidad como ciudadano guatemalteco.

COLIBRI / Youtube

Sin embargo, a pesar de su compleja realidad, Melgar mencionó en una entrevista con el canal de Youtube, Colibrí, que se encuentra impartiendo algunas clases privadas, pero que debido a la pandemia del COVID-19 y las medidas que ha provocado, como las restricciones de movilidad y el distanciamiento social, se ha visto impedido de llegar a las casas de sus estudiantes y llevar a cabo sus enseñanzas. Sin olvidar, que también aseguró que realizar sus clases por medio de redes sociales no es lo mismo, porque estas deben ser personalizadas y cercanas, para que él como maestro pueda escuchar a su aprendiz, ver bien sus gestos, captar su respiración y apreciar otros factores importantes en la locución y en el canto.

Lamentablemente, Mario Melgar no se ha sentido respaldado por sus pares, por los gremios artísticos, ya que no solo ha declarado no recibir apoyo de ellos, sino que también ha acusado que se han aprovechado de su talento y que solo lo han «contratado» para que cante en algunos eventos como en el Día del Compositor. Esto mientras es degradado y amenazado en caso de que no los apoyara. Para la gente del sector o que ande alguna vez por Guatemala, puede apoyar al artista dando con él en la Plaza de la Constitución en la zona 1 hasta las 15:00 horas, debido a que después parte rumbo a al Instituto Guatemalteco de Seguridad Social de la zona 9, debido a que es ahí donde duerme en sus alrededores todas las noches.

A continuación el video de la entrevista que le hicieron:

Sin duda, tiene una gran voz.

 

 

 

Puede interesarte