Por Mariana Meza
2 marzo, 2021

“Hoy pago el precio de mi compromiso… mi compromiso de proteger a los niños del abuso”, cuenta Eugénie Izard en un video publicado en YouTube. El caso genera controversia en Francia.

¿Hasta qué punto un psiquiatra puede intervenir cuando un niño le confiesa que fue abusado?, ¿está en su derecho de denunciar? Esas son algunas de las interrogantes que hoy se intentan resolver en Francia, país donde a una médico le prohibieron ejercer su profesión durante tres meses por un hecho ocurrido en 2015, cuando un paciente menor de edad le habría confesado que fue abusado por parte de su padre, también médico.

Hace 16 años que Eugénie Izard trabaja como psicóloga infantil en Toulouse, al sur de Francia. Hace un tiempo fundó, junto a sus colegas, la “Red de profesionales para la protección de la niñez y la adolescencia” (REPPEA), donde se desempeña como presidenta. Sin embargo, hoy no puede trabajar como tal, ni tampoco puede defender a los niños porque se lo prohibieron.

Eugénie Izard

“Hoy pago el precio de mi compromiso… mi compromiso de proteger a los niños del abuso”, cuenta en un video publicado en Youtube el pasado 17 de febrero. El hecho al que se refiere Eugénie ocurrió en 2015, cuando un niño le confesó, en medio de la sesión de terapia en la que estaban, que habría sido víctima de un abuso. Ella sintió que no se podía quedar con los brazos cruzados y decidió denunciarlo.

“No cerré los ojos a pesar de que su padre, a quien ella acusó de abuso, era médico. Años de presión y represalias hasta este final de condena escandalosa”, dijo la psiquiatra infantil, según consigno el medio francés Marie Claire.

De eso ya pasaron más de cinco años, pero recientemente el consejo médico de Francia le prohibió ejercer como psiquiatra infantil desde abril a junio de 2021. Según detalla el medio France 3, en la sentencia “la sala disciplinaria nacional del orden de médicos la acusa de haber remitido el caso al juez de menores en lugar del fiscal y, en consecuencia, de haber violado el secreto médico”.

Captura video Youtube Association Reppea

Pero Eugénie se defiende y lo niega. Es más, la profesional dijo a France 3 que “escribí al juez de menores en el marco de la ley que autoriza el secreto compartido. En esto seguí el artículo 2 del código ético sobre los derechos de las personas vulnerables”.

Sin embargo, ese mismo medio detalla que, teniendo en consideración lo que dice la ley, el argumento de la psiquiatra es dudoso porque según informa el consejo de médicos de Haute-Garonne en su página web, “la denuncia se puede hacer (…) al Ministerio Público o al juez de menores”. ¿Quién tiene la razón?

La psiquiatra denunció el delito de incesto, el cual le habría confesado su paciente. Hasta hoy sigue luchando para que se revierta su condena y continúa pensando que “claramente hay una reversión de la culpa. Denuncio los malos tratos y soy yo quien está siendo procesada. Lucharé para que se reconozca esta injusticia. A menudo son casos penales. El incesto es un delito aunque en este caso no lo sea. Pero tenemos que poder estar seguros cuando se trata de este tipo de casos”, dijo a France 3 y agregó que ” no puedo seguir temiendo cada vez que hago un informe, tenemos que poder beneficiarnos de la inmunidad en esos casos”.

Y tú, ¿qué opinas sobre este caso?

Puede interesarte