Por Alex Miranda
18 julio, 2018

La manifestación pacífica fue vista por todo el mundo al salir en la transmisión oficial de la FIFA. Ahora ya se sabe quiénes son y por qué lo hicieron.

Como muchos pudieron notar el domingo, en la transmisión oficial del Mundial de Rusia 2018 ocurrió algo que no estaba preparado. En el segundo tiempo, cuando Francia le ganaba por dos goles a uno a Croacia, tres personas -dos mujeres y un hombre- entraron al campo de juego, burlando las numerosas medidas de seguridad dispuestas en el estadio.

La intervención logró forzar que el juego se detuviera, y alcanzó a mostrarse por unos segundos en cámara. La policía, luego de tomar detenidos a los tres manifestantes, confirmó que todos ellos pertenecen al grupo de punk Pussy Riot, uno de los colectivos más críticos con el gobierno de Vladimir Putin.

AP

Eso si, antes de esa confirmación policíaca, las activistas ya se habían atribuido la responsabilidad al campo de juego en un comunicado que viralizaron por redes sociales. Así es como rápidamente las cuatro personas detenidas -una de ellas no alcanzó a entrar en la cancha- fueron condenadas a penas de 15 días de prisión por sobrepasar la seguridad de un torneo que se a destacado precisamente por no tener fallos ni de organización ni eficiencia.

Policías en cancha

Al momento de salir al campo las manifestantes vestían pantalones negros con camisas blancas, al más puro estilo de la policía rusa. Llegaron a correr unos 50 metros antes de ser interceptadas, pero eso les dio tiempo suficiente como para alcanzar a saludar a algunos jugadores como a Mbappe, antes de ser retiradas.

Como todo sucedió en los momentos en que Croacia solo iba perdiendo por un gol, el ambiente del partido estaba tenso, por eso no es sorpresa que el futbolista croata, Dejan Lovren no se tomara la manifestación con tanta tranquilidad como Mbappe, y se terminará enfrascando en un forcejeo con una de las personas que seguridad trataba de llevarse.

AP / Thanassis Stavrakis

Como bien ya se dijo, la responsabilidad del acto recae en el grupo punk Pussy Riot, tanto para la policía como para ellas mismas, que lo dejaron claro con un mensaje que decía:

«¡ALERTA! Ahora mismo: cuatro miembros de Pussy Riot participaron en la final de fútbol del Mundial«

El mensaje fue compartido vía Twitter, en la cuenta que según se detalla en su información, es gestionada por Nadezhda Tolokonnikova y Maria Alyokhina – conocidas por ser parte central del documental de Pussy Riot-. Mientras que Olga Kurachyova, se comunicó por teléfono con la prensa para asegurar que era una de las mujeres que entró al campo de juego, diciendo que había sido detenida y que llamaba desde una comisaría de Moscú.

«¿Qué pasará cuando el Mundial acabe?»

Pussy Riot ya era conocido desde antes, más que nada por el encarcelamiento que vivieron tres de sus miembros al llevar una protesta contra Vladimir Putin en una iglesia, haciéndose notar sobre todo por el documental que se hizo en base a esa situación, alzándolas como una de las voces más críticas del Kremlin.

AP

Ahora, momentos después del incidente en el mundial, el grupo publicó en Facebook un mensaje pidiendo por la libertad de sus compañeras y la «libertad de los prisioneros políticos, libertad de expresión en internet, libertad de manifestación y que se permita la competencia política» en el país.

Para dejar aún más claras sus motivaciones, en Youtube difundieron un video en donde aparecen tres miembros de la banda con el rostro cubierto, y el mismo traje de policía que usaron las manifestantes que entraron a la cancha. En el video puede esucharse:

«En Rusia, no existe el Estado de Derecho y cualquier policía puede interrumpir tu vida sin ninguna razón. El Mundial de la FIFA demostró cómo de bien pueden comportarse los policías, pero ¿qué pasará cuando acabe?»

Además de eso, Pussy Riot no olvida, y también sacó a colación el caso de Oleg Sentsov, un cineasta ucraniano condenado a 20 años de prisión en 2015, al ser declarado culpable de incendiar oficinas en Crimea. Un caso raro, que dejó en cenizas una oficina del partido gobernante ruso.

Puede interesarte