El único problema… es que los hijos no tienen idea de que sus padres los están promocionando para conseguir pareja.

Hace algunos años, las familias se separaban bastante pronto. Los hijos cumplían la mayoría de edad -e incluso a veces aún ni la alcanzaban- y ya se mudaban de casa. Sin embargo, últimamente se ha vuelto una constante que los hijos vivan hasta adultos con sus padres y no haya forma de sacarlos de esa comodidad.

Pero en algunos países, padres desesperados ya han buscado la forma de obligarlos a crecer y asumir responsabilidades.

China es un ejemplo con su “Mercado de matrimonios”, un lugar donde los solteros encuentran a su pareja perfecta gracias a la ayuda de sus padres, que apuran su matrimonio todo para que se conviertan en adultos y salgan de una vez de casa.

Autor desconocido, ayúdanos a encontrarlo

Sucede que a veces algunos muchachos y muchachas no tienen demasiado desarrollado los poderes de la seducción y les cuesta bastante encontrar pareja, así que por eso los padres y la sociedad se organizan para buscar a sus medias naranjas.

Aunque para encontrarlas, deben conocer muy bien a sus hijos y saber información como la fecha de nacimiento, medidas, a qué se dedican, cuánto dinero ganan, entre otros datos relevantes. Y si bien no parece demasiado difícil poder emparejarlos, el único problema es que la mayoría de las veces los hijos no están enterados de la iniciativa de sus padres y de pronto se ven en carteles buscando tener una relación seria.

Autor desconocido, ayúdanos a encontrarlo

Sin embargo, para las mujeres en ese país esta iniciativa no es tan mala, pues si no se han casado después de los 27 años, se les considera como “mujeres sobrantes” y su reputación se ve seriamente afectada. Así que no les viene para nada mal una ayudita antes de que se ganen la mala fama por no tener hijos ni marido.

¿Pero qué pasa con los desobedientes? Al que se le ocurra no casarse o ignorar al pretendiente, queda como un falta de respeto para la cultura China.

Puede interesarte