Por Javiera González Ruiz
15 febrero, 2018

En menos de 10 minutos los sacó de su casa.

Despertó en la madrugada por un gran ruido en el patio. Cuando quiso ir a ver qué sucedía, se encontró con cinco hombres que usaban pasamontañas. Lo golpearon a él, a su hijo y a su cachorro, pero finalmente los echó literalmente a patadas de su casa, porque sabía de artes marciales y no dudó ni un segundo en aplicar sus conocimientos.

David Pugh es un hombre de 55 años que vive en Lugtrout Lane con su hijo de 17 años y su cachorro Zeuz, un Rottweiler de 20 semanas de edad.

Todo marchaba bien la noche del 13 de febrero. Pero un estruendo en el patio de la casa los despertó a las 3 de la mañana.

SWNS

Cuando el padre quiso ir a ver qué sucedía -pensando que el cachorro podía haber hecho una maldad- se encontró a 4 o 5 tipos en la escalera. Tenían pasamontañas y estaban armados con machetes, bates de béisbol y palos de golf.

Comenzaron a gritar y a exigir dinero en efectivo y empezaron a atacar al hijo de David y al cachorro. Pero no tenían idea lo que les esperaba. David es un experto en Krav Maga, un tipo de artes marciales israelí, y rápidamente reaccionó aplicando todos los trucos que sabía para luchar contra los ladrones.

SWNS

“El instinto se hizo cargo” comentó David sobre la situación.

Agarró sillas, botellas, y todo lo que pudo para golpearlos y se convirtió en una pelea que terminó seguramente porque debieron suponer que la familia no tenía dinero. Según David, los hombres deben haber pensado “llegamos demasiado lejos” y se fueron.

SWNS

Al padre de esta familia le tomó menos de 10 minutos sacarlos de su casa, e increíblemente, solo quedó con algunas heridas en la cara y la nariz rota después de la agresiva pelea. Su hijo, en tanto quedó con un brazo magullado y una rodilla hinchada porque lo golpearon con un bate.

SWNS

Quien lo pasó mal fue Zeus, el cachorro. Que no entendía nada y al comenzar a ladrar, recibió un fuerte golpe en la cabeza. Como se asustó, salió corriendo al jardín y cayó a un canal de agua. Lo encontraron con hipotermia.

SWNS

Un tipo llamado Andy vio al cachorro y lo llevó a Birmingham Dogs Home y lo calentó. Luego fueron al veterinario para que cerraran su herida.

En retrospectiva, y aunque la policía no haya alcanzado a llegar a tiempo, David cree que tuvieron mucha suerte. Aunque asegura que la experiencia está lejos de terminar, pues ninguno puede dormir tranquilo.

¡Pronta recuperación a esta familia!

Puede interesarte