Por Constanza Suárez
29 junio, 2018

Stephanie Sebby-Strempel intentó sacar a un niño de tan solo 15 años de una piscina pública, a punta de golpes e insultos. Cuando la arrestaron, mordió a los policías.

La constante viralización de grabaciones de ataque racistas nos confirman que estamos muy lejos de erradicar este terrible problema. Y cada vez que uno de esos videos emerge, nuestros corazones se inundan de una profunda pena e impotencia.

Y desafortunadamente, hay otro registro.

Stephanie Sebby-Strempel, de 38 años, es la protagonista. En una piscina pública en Summerville, la mujer le dice a un niño de raza negra, de tan solo 15 años, y a sus amigos, que “no pertenecen” y que dejen el lugar.

Facebook/Rhe Capers

Según el adolescente, cuando él y sus amigos procedieron a abandonar el área de manera respetuosa, la mujer comenzó a gritarles insultos raciales. Además de lanzar golpes.

El informe de los oficiales aseguró que la mujer de Carolina del Sur le pegó al chico en la cara al menos dos veces mientras conducía al grupo a la salida.

Facebook/Rhe Capers

“Sebby-Strempel es claramente el agresor, incluso yendo tan lejos como para continuar atacando a la víctima mientras se alejaba de ella”, afirma el informe del incidente, según Charlotte Observer.

Según el portavoz de la Oficina del Condado de Dorchester, mayor Tony Phinney, cuando los agentes intentaron cumplir una orden de arresto contra la mujer, ella se resistió físicamente.

Aparentemente empujó a un detective contra la pared y mordió el brazo de otro. Ambos sufrieron lesiones menores como resultado.

Dorchester County Detention Center

El video, compartido por un miembro de la familia de la víctima, ha sido visto más de 400 mil veces desde que se publicó por primera vez.

Puede interesarte