Por Vicente Quijada
12 junio, 2018

Florentino buscaba cerrar el tema antes de la Copa del Mundo y así fue. El nuevo entrenador, que tendrá la difícil misión de llenar los zapatos del francés y sus 3 Orejonas, asumirá tras la competición, ya que antes deberá dirigir a una selección candidata al título. ¿Será el indicado?

Se acabó la incertidumbre. El sorpresivo adiós de Zinedine Zidane a la banca merengue había acrecentado la “crisis” que vivía la entidad, tras las declaraciones de Bale y Ronaldo. Sin embargo, al menos uno de esos problemas ya se solucionó y, a pesar de que muchos apuntaban a Pochettino o a Guti, el elegido será el actual seleccionador español, Julen Lopetegui. 

El entrenador, quien había firmado un contrato hasta la Euro del 2020 hace sólo 2 semanas, dejará la selección mediante el pago de su cláusula a la Real Federación Española, correspondiente a €2 millones, y tendrá un contrato por 3 temporadas en Madrid. 

AS

“Julen Lopetegui se incorporará al club tras la participación de la selección española en el Mundial, después de dos años al frente del equipo nacional”, anunciaba, de manera escueta, la entidad española a través de sus redes. El estratega de 51 años empezó su carrera en el fútbol precisamente con los merengues -pero la filial-, jugando como portero en el Real Madrid Castilla. En 1989 incluso llegaría al primer equipo y, a pesar de estar relegado como 3era opción, debutaría en un clásico ante el Atlético. Luego pasaría por Logroñés, Barcelona y Rayo Vallecano, donde se retiraría en 2002.

Tan sólo una temporada después, iniciaría su carrera como DT precisamente en el club de “la franja”, pero sería desastroso: fue destituido un tiempo después y el Rayo descendió a la tercera categoría. Pasarían 4 años para que volviera a dirigir cuando, ya inserto en el organigrama del Real Madrid, se sentara en el banquillo del Castilla. Pero tampoco tendría éxito y se iría un año después, a las inferiores de la Selección Española.

Ahí, tras 2 años y como técnico de la sub-19, alcanzaría su primer título, el torneo europeo de la categoría. Y un año después, en 2013, lo volvería a conquistar. Amén a esos éxitos sería contratado por el Porto, donde recalaría en 2014. Cosechó increíbles números en la liga, perdiendo sólo en 3 de 50 partidos, y en Champions, donde llegó hasta cuartos en 2015. Sin embargo, no levantó más títulos y emigró a la “Furia Roja”, donde tendría la difícil misión de reemplazar a Vicente del Bosque. 

Reuters

Desde que asumió no perdió ni un duelo con la selección campeona en 2010. 14 victorias y 6 empates, en 20 encuentros, le dan un soporte más que respetable a la hora de asumir la dirección del triple campeón de Champions y en el cual, por suerte para ambas partes, contará con Ramos, Isco, Asensio y Carvajal, entre otros posibles dirigidos como De Gea, que lleva sonando desde hace tiempo en la tienda merengue. Pero antes tendrá un desafío mayor: la Copa del Mundo, en la cual debuta en tan sólo 3 días, ante Portugal. 

¿Habrá sido la decisión correcta?

 

Puede interesarte