Por Kat Gallardo
28 junio, 2017

Esta galería en Londres vende y expone letreros luminosos que se verían perfectos en tus fotos de Instagram.

La galería de Londres llamada “God’s Own Junkyard” o “La chatarra de Dios” está repleta de cientos de luces de neón y rescates de luminaria kitsch de viejos lugares. A pesar de ser una muestra de luces, la iluminación general debe ser tenue, para poder apreciar las obras.

No se trata sólo de mirar. Los visitantes están invitados a sacarse las mejores selfies que puedan con la luz de cada obra, o en los lugares donde se pueden sentar libremente.

Nick Ellwood, el dueño de esta galería, hace la mayor parte de las obras que exhibe a mano y con los instrumentos que tiene en su taller.

Algunas luces las recuperó inicialmente su padre, quien empezó a trabajar en una fábrica de luces. Varias fueron ocupadas, desechadas y rescatadas luego del rodaje de algunas películas.

Muchos de los visitantes aprovechan cada rincón para tomarse selfies y pasar un buen rato.

Nick paga 900 dólares de electricidad a la semana para poder mantener abierta (y encendida) su galería.

Otras luces vienen directamente de diversos sex-shops que cerraron y Nick se encarga de rescatar.