Por Javiera Irarrázaval
26 diciembre, 2016

Jamás se imaginaron lo que encontrarían.

Es común que las personas quieran constantemente renovar los espacios donde están todos los días, en especial el hogar. Esa fue la razón del por qué Ricardo Bush junto a su esposa quisieron remodelar su casa en Detroit, Estados Unidos, pero no sabían que existía un lugar escondido, que hace años era de un hombre que estaba muerto.

Esta pareja de Detroit jamás se imaginó que en el segundo piso de su hogar existía una habitación secreta. Detrás de las paredes de esta habitación oculta, encontraron dos viejos baúles que estaban dirigidos para un hombre llamado Daniel Kozak, el dueño de casa pensó que adentro habría un tremendo tesoro.

Lo cierto es que sí era un tesoro; pero no había dinero, plata u oro: era un tesoro de de recuerdos escondidos de hace mucho tiempo: habían fotografías, papeles, y cartas en polaco y ruso: una de las cartas había sido firmada en 1923.

El canal estadunidense Fox2 fue quien ayudó a esta familia a encontrar a los dueños de los misteriosos baúles. Lo cierto es que eran de una mujer llamada Kathy de 70 años; jamás se imaginó que su padre que había muerto 3 décadas antes le había dejado un tesoro tan especial en la casa que la vio crecer. 

Mira la historia en este reporte:

¿Qué piensas de esto?

Puede interesarte