Por Andrés Cortés
26 abril, 2018

Puñados y puñados de chile en polvo. Los dueños resistieron como valientes.

Lamentablemente a día de hoy tenemos que cuidar nuestras cosas con más que nunca, pues los asaltos y robos afectan a todo momento. De esto saben muy bien los trabajadores de un pequeño minimarket en Inglaterra que sufrieron un ataque de un hombre enmascarado que prometía llevarse todo su dinero.

Pero esta pareja trabajadora no iba a dejar que un hombre se llevara todo el dinero que habían obtenido con su esfuerzo, por lo que lucharon con él, a pesar de que este se encontraba armado con un cuchillo.

Evening Gazette

Lo llamativo fueron las herramientas que utilizaron para defenderse. O mejor dicho el «elemento» con que pudieron lidiar con este hombre y que, además, sirvió para identificarlo momentos más tarde por la policía.

Lo que usaron para atacarlo fue chile en polvo. Sí, el picante que todos conocemos.

Evening Gazette

El señor y la señora Ithlayanathan vieron como un hombre que utilizaba un overol blanco y cubría su rostro entraba a su local de manera sospechosa. Al poner un pie dentro lo primero que hizo fue divisar la máquina registradora y arrancarla del lugar con el fin de llevarse todo el dinero.

Evening Gazette

Pero la pareja y dueños de local no se quedaron de brazos cruzados, a pesar de que el asaltante estaba equipado de un cuchillo. Con sillas y hasta sus propios avisos de publicidad intentaron golpear al ladrón y detener su robo, pero nada era efectivo.

Evening Gazette

Afortunadamente el señor Ithlayanathan tuvo una gran idea: tomó un tarro repleto de chile en polvo y se lo arrojó en la cara al delincuente. Si bien no lo detuvo de inmediato, sí se vio afectado, pues este condimento es capaz de provocar una gran molestia tanto en los ojos como en el sistema respiratorio.

Si bien el enmascarado hombre de todas formas logró escapar en una bicicleta que tenía estacionada fuera de la tienda, no duró mucha distancia más antes de que tirara el cuchillo al suelo junto con la máquina registradora.

Cuadras más tarde, la policía lo detuvo pues su apariencia sospechosa y el chile en polvo que tenía en su indumentaria, dejaban en evidencia que no andaba en buenos pasos.

El asaltante fue identificado como Paul Christian Callaghan, de 45 años quien ya tenía antecedentes por robo y este nuevo intento de asalto, junto con la amenaza a una persona con un arma blanca lo dejarán tras las rejas, de acuerdo a Daily Mail, por al menos 5 años.

Es increíble pensar que el chile en polvo pudo ser utilizado como un arma para la defensa de su local, así como un elemento importante para que la policía lo detuviera y lo pusiera tras las rejas.

Evening Gazette

Esperamos que la familia se recupere de este ataque y continúen adelante con su negocio.

Puede interesarte