Por Cristofer García
26 mayo, 2020

Botar mascarillas y guantes en la calle no solo es un foco de infección de COVID-19, sino que también afecta al medioambiente. Es momento de pensar en las consecuencias de nuestros actos.

Hay un factor que poco se ha tomado en cuenta durante esta pandemia de COVID-19 y es que, entre las consecuencias colaterales de este brote está la contaminación que genera las mascarillas arrojadas en la vía pública, que han sido esenciales para detener el contagio pero que al ser desechables, pueden ser un foco de infección. Ya hay ciudades que han tomado cartas en el asunto.

Reuters

Los ojos del mundo no están puestos solo en las cifras de contagiados y de fallecidos por el nuevo coronavirus. Sino que en Roma, capital de Italia, país que se ha visto fuertemente afectado por la enfermedad, han decido multar a todo aquel que bote de manera inadecuada las mascarillas y guantes. Así pretenden prever un posible método de contagio.

Unsplash

Según reseñó Deutsche Welle, con un reporte de la agencia española Efe, el Ayuntamiento de Roma aprobó una ordenanza en la cual establecieron multas entre 25 y 500 euros para quienes tiren mascarillas o guantes en la calle.

Unsplash

«En estos meses de emergencia sanitaria del coronavirus nuestros operadores ecologistas han denunciado en numerosas ocasiones la recogida de guantes y mascarillas usadas, arrojadas al suelo por personas maleducadas», dijo la alcaldesa de la capital italiana, Virginia Raggi.

Unsplash

Además, Raggi afirmó que estos desechos también «constituye no solo un potencial riesgo sanitario» sino un daño a al medio ambiente. Por eso, desde el próximo 31 de julio comenzará a regir esta ordenanza.

AP

La alcaldesa sugirió que la mejor alternativa para deshacerse tanto de las mascarillas como de los guantes, es arrojarlos en los contenedores de basura, para que estos no estén al alcance de los transeúntes en la calle.

Unsplash

Hasta este martes, 26 de mayo, en Italia se han contabilizado 230.555 casos confirmados de COVID-19, con al menos 32.955 muertes por esta causa. Atender la crisis desde todos los aspectos es necesario.

Puede interesarte