Por Monserrat Fuentes
20 febrero, 2018

Los Juegos Olímpicos de Invierno provocaron que haya sido un poco distinto a los años anteriores.

Como todos los años, Corea del Norte conmemoró un nuevo natalicio del fallecido líder, Kim Jong-Il. En el país asiático la festividad se llama «Día de la estrella brillante» y corresponde a un celebración nacional en la que todos deben demostrar su devoción hacia él.

Este año se celebró con una serie de actividades artísticas y deportivas en la capital, Pyeongyang, en la que niños y adultos mostraron sus mejores talentos para entretener a la muchedumbre.

El actual líder norcoreano, Kim Jong-Un visitó el Palacio del Sol de Kumsusan para rendir un gran homenaje en el mausoleo de su padre.

AP

Las festividades duraron 2 días y en esta oportunidad, como el mismo Ministro de Unificación lo señalo, correspondió a un evento más bien sencillo y sin tanto aparataje, como fue el caso del años, cuando se cumplieron 70 años desde el nacimiento del líder.

Este año el ambiente fue más bien distendido debido a la participación de ambas Coreas en los Juegos Olímpicos de Invierno en la ciudad de PyeongChang del país vecino

Mira aquí como se celebró.

Puede interesarte