Por Constanza Suárez
17 julio, 2018

Alex Childress no identificó esta hermosa, pero peligrosa planta mientras trabajaba en un jardín. Advertencia: Las imágenes pueden herir su sensibilidad.

Alex Childress trabajaba en un jardín de Virginia, cuando tocó un “perejil gigante” (Hogweed). El joven de 17 años no podría haber imaginado que durante su trabajo de verano terminaría en el hospital con quemaduras de segundo y tercer grado, solo por tocar esta misteriosa -pero peligrosa- planta.

Justin Childress

Mientras recortaba árboles y arbustos en una casa cercana a su ciudad, Spotsylvania, accidentalmente su rostro rozó con una alta planta. El inesperado encuentro no preocupó en un principio al joven, quien pensó que se trataba de irritación por quemadura del sol, pero cuando llegó a su hogar, su piel comenzó a desprenderse en medio de una ducha caliente. Porciones grandes y trozos de piel salían.

Alex llevaba puesto una camisa sin mangas y un sombrero, por lo que el contacto fue más directo.

Justin Childress

Después, Alex fue llevado al hospital, para pasar tres días en unidad de quemados recibiendo tratamientos para sus complicadas lesiones. Entonces los informes de toxicología confirmaron que había sufrido quemaduras causadas por la planta gigante de hogweed.

En el hospital tomó una ducha larga, de una hora y medio, con el fin de bajar los niveles de pH. Tras eliminar la piel muerta y las ampollas, los médicos aplicaron cremas y ungüentos, y vendaron sus heridas. Alex contó que la recuperación no ha sido tan terrible, y que sus amigos han estado junto a él para alegrarlo. De hecho, ya está de vuelta en su casa.

Justin Childress

Aunque aún le espera un largo camino para superar las quemaduras. Tendrá que permanecer fuera del sol por al menos seis meses o un año. Y las cicatrices podrían sanar en meses.

A pesar de que el último tiempo se ha comenzado a hablar sobre los graves efectos que puede causar el perejil gigante, a raíz de los múltiples casos surgidos, Alex no reconoció la planta en medio del jardín.

Justin Childress

«Si ves (un perejil gigante), mantente alejado», advirtió el chico. «Si lo tocas, lávalo lo antes posible para minimizar el daño a la piel».

Virginia Tech

Puede interesarte