Por Catalina Yob
14 junio, 2018

Pese a que el gobierno aseguró que había desechado el plan de exterminio, entidades animalistas acusan que los animales han desaparecido de las calles.

Cerca de dos millones de los más de 10 mil millones que fueron destinados para la realización del Mundial de Rusia, se utilizaron para envenenar y sacrificar a una cantidad indeterminada de gatos y perros callejeros que deambulaban por las 11 ciudades en la que se disputarán los partidos de fútbol que determinarán al flamante ganador de la Copa Mundial de Fútbol de 2018. 

De manera simultánea a la construcción y reparación de los estadios y recintos deportivos en donde se llevará a cabo la magia del fútbol, autoridades de gobierno y de la Federación Internacional de Fútbol Asociación (FIFA) firmaban acuerdos secretos para erradicar la presencia de animales callejeros a través de una matanza masiva, presuntamente realizada con veneno que se le inyectó a la población de canes y felinos sin hogar. 

En los meses previos al inicio del evento más esperado por la hinchada a nivel mundial, activistas por los derechos de los animales en Rusia denunciaron a través de redes sociales, el hallazgo de decenas de animales callejeros tumbados en el suelo y con dardos enterrados en sus cuerpos, los cuales habrían contenido letales dosis de veneno. 

En enero de este año la activista y directora de City Animal Protection Foundation, Ekaterina Dmitrieva, descubrió que cerca de 1.800 millones de dólares habían sido pagados por el gobierno para dar fin a la población de animales callejeros en Rusia. Por medio de un sitio web de compras estatales, Dmitrieva fue advertida por el plan gubernamental, apoyado por la FIFA, para sacrificar a los perros y gatos que rondan día tras días por las calles de las ciudades anfitrionas.

Elena Zwonkova
Elena Zwonkova

La información entregada por la entidad animalista generó repercusiones en todo el mundo, hecho que permitió que cerca de 2 millones de personas se unieran para firmar una petición en contra de la matanza masiva de animales. A través del sitio web «Change.org», la directora de City Animal Protection Foundation instó al gobierno de Vladímir Putin a desestimar los contratos celebrados con empresas para llevar a cabo el exterminio.

Ante la viralización de la petición, el gobierno ruso reaccionó y por medio del viceprimer ministro, Vitaly Mutko, se ordenó a las ciudades anfitrionas abrir refugios temporales para los 2 millones de perros y gatos callejeros, sin embargo desde la entidad animalista aseguraron que los millonarios montos destinados a esta labor, ya habían sido gastados.

Lo mismo ocurrió con la FIFA. Por medio de un portavoz, la Federación informó sobre el desarrollo de un procedimiento para hacer frente a la aparición de animales callejeros en las zonas aledañas a los estadios que recibirán a los equipos.

«La FIFA y el Comité Organizador Local (LOC), de ninguna manera, aprueban el tratamiento cruel de los animales salvajes y callejeros. Nos tomamos esta responsabilidad en serio y buscamos dar un buen ejemplo a los demás. Con esto en mente, hemos desarrollado un procedimiento para responder a la aparición de animales callejeros o salvajes en los estadios. El procedimiento involucra a varias partes interesadas en el monitoreo y la respuesta a cualquier caso de forma humanitaria para evitar cualquier reacción inapropiada». 

«El procedimiento estuvo en vigor durante la Copa FIFA Confederaciones 2017 y se utilizará para la Copa Mundial de la FIFA este verano. Además, FIFA y LOC han realizado un análisis legal de la legislación rusa y la gestión de los animales callejeros en cada una de las ciudades anfitrionas. Estamos en contacto con las ciudades anfitrionas con respecto a las medidas empleadas y esperamos que garanticen el bienestar de la población animal».

¿A dónde fueron a parar los animales callejeros?

Pese a que desde el gobierno ruso afirmaron que los procedimientos respecto a la población de animales callejeros serían llevados a cabo de forma «humana» y respetando sus vidas, en los días previos al inicio del evento, ciudadanos y entidades animalistas reportaron a través de redes sociales, la repentina desaparición de los más de 2 millones de animales sin hogar. Muchos afirman que los albergues prometidos por el Estado, responden a una más de las promesas incumplidas en materia de bienestar y protección animal. 

Transeúntes que dedicaban parte de su tiempo libre en alimentar y cuidar a perros callejeros, aseguran que éstos han desaparecido de la noche a la mañana y que no existe rastro alguno de que hayan sido trasladados hasta un albergue, para posteriormente ser liberados cuando finalice el Mundial.

CNN
BBC

Hace un par de meses y aún cuando el gobierno habría esgrimido que no se llevarían a cabo los sacrificios, el jefe del Comité de Protección Ambiental de la Cámara de Diputados rusa exhibió la preocupación de cientos de organizaciones y entidades animalistas que desestimaron las promesas del viceprimer ministro y aseguraron que la matanza de animales callejeros ocurriría a espaldas de la ciudadanía. 

«Hemos recibido muchas peticiones de activistas por los derechos de los animales y ciudadanos solidarios que dicen que se están realizando tiroteos masivos y sometiendo a eutanasia a perros callejeros en varias ciudades anfitrionas de la Copa Mundial».

Aún cuando no existe información certera sobre los presuntos contratos para exterminar a la población de animales callejeros firmados por el gobierno, ciudadanos rusos han acusado el hallazgo de animales con dardos enterrados en sus cuerpos, hecho que pone de manifiesto que en las ciudades en donde no se levantaron albergues temporales, las mascotas sin hogar habrían sido asesinadas. 

Puede interesarte