Por Alejandro Basulto
8 febrero, 2021

El pastor Gabriel Alberto Ferrer le había solicitado a sus fieles que vendieran todos sus muebles y le entregaran el dinero, ya que el fin del mundo vendría el 28 de enero y Jesús los llevaría al paraíso si cumplían esa petición y otras más.

Una presunta estafa tiene preocupados a los feligreses de Sabanalarga, en Atlántico, Colombia. Debido a que tras predicar el fin del mundo y anunciar que los creyentes debían hacer una series de actividades para ser llevados al paraíso, el pastor de Iglesia Cristiana de Berea, Gabriel Alberto Ferrer Ruíz, desapareció. Pero más encima, no lo hizo solo, debido a que una de las cosas que le pidió a los asistentes de su iglesia fue que debían despojarse de toda posesión material que pudiera ser vista como ambición y lujuria, siendo empujados los feligreses a vender sus pertenencias y dejar sus trabajos, dinero que fue a para a las manos de este mismo sacerdote.

Berea Films Barranquilla / Youtube

El apocalipsis que estaba pronosticado para el 28 de enero, como todos sabemos, nunca llegó. De hecho se esperaba la llegada del hijo de Dios, Jesús, según su creencia, mesías que nunca apareció. Mientras que la predica apocalíptica de este pastor, incluso provocó varios suicidios, de personas que al tener temor al fin del mundo, decidieron ponerle fin a sus vidas. Fue explicando esta tragedia en uno de sus clásicos videos en Youtube la última vez que se le vio a Gabriel Alberto Ferrer Ruiz en público, según consignó el medio Caracol de Colombia.

Berea Films Barranquilla / Youtube

Debido a que cuando los fieles fueron a la iglesia a preguntarle a este sacerdote, qué había ocurrido, él no se encontraba allí, y transcurridos varios días, todavía no ha aparecido. Ni él, ni el dinero de sus feligreses. Los que preocupados y sintiéndose estafados acudieron al alcalde de Sabanalarga, Jorge Luis Manotas, y a la fiscalía, para solicitarles ayuda y un esfuerzo para dar con el paradero de Gabriel Alberto Ferrer Ruiz, sobre quien aseguran que se fugó con los ingresos que ellos habían obtenido vendiendo sus posesiones por orden suya.

 

Un lamentable suceso que de modo tragicómico recuerda a un episodio de Los Simpsons, en el que esta famosa familia de Springfield se vio envuelta con una secta liderada por un supuesto religioso que además de también anunciar el fin del mundo, de igual manera se terminó escapando con el dinero de los fieles de su comunidad religiosa. Es increíble como esta serie animada logra predecir de forma tan certera diferentes acontecimientos.

Puede interesarte